Las manchas faciales pueden ser producidas por distintas razones; el sol, descuido, falta de higiene o algún tipo de alergia en la piel que produzca estas alteraciones. Existen además todo tipo de cremas y artículos de belleza para combatirlas y mantener un rostros libre de manchas, sin embargo, hay métodos naturales y fáciles de hacer como el secreto japones que te enseñaremos aquí.

Conoce secreto japonés que cura las manchas en el rostro

No es un misterio para nadie que el arroz es uno de los secretos mejor guardados en Japón para mantener un rostro de porcelana, pues el grano es exfoliante y el agua ayuda a hidratar, regenerar y reafirmar la piel. Además tiene efecto antiarrugas y elimina las manchas de acné. Algunas mujeres sostienen que es el tratamiento ideal para rejuvenecer y esto se debe a la luminosidad y elasticidad que se consigue al hacer una mascarilla de arroz. Toma nota de este secreto japonés:

Ingredientes:

  • 1 Cucharadita y media de agua.
  • 1 Cucharadita de leche.
  • 1 Cucharadita de miel.
  • 3 Cucharadita de arroz.

Preparación:

  1. En primer lugar, debes de poner a hervir el arroz, colar el agua que utilizarás más tarde. En el arroz vas a añadir la leche y mezclarás muy bien, luego agrega la miel y mezcla nuevamente con ayuda de una cuchara hasta obtener una pasta.
  2. El agua de arroz puedes usarlo para lavar tu rostro, este liquido tiene células antioxidantes y propiedades que ayudan a regenerar y enriquecer la piel, así como también mejorar la circulación y reducir la inflamación.
  3. Sirve también para quitar las espinillas. Luego de lavar tu rostro, aplica la mascarilla de arroz, leche y miel una vez por semana y así podrás lograr eliminar las manchas en tu rostro.
  4. Déjala actuar de 15 a 20 minutos y retira con el agua de arroz.

DATO:

Si la quieres lograr que hidrate más tu piel puedes agregarle dos cucharas de aguacate maduro y lograr una mezcla homogénea. Aunado a esto todos los días lava tu rostro con el agua de arroz, para disfrutar de sus beneficios.

 

 

 

NOTILOGÍA

Comments

Dejar una respuesta