Dentro del lineup estuvo Marilyn Manson, quien hizo su regreso triunfal esa noche, luego del accidente que tuvo en el escenario a principios de octubre.

El primero de octubre, cuando se encontraba dando un concierto en Nueva York, dos grandes pistolas que estaban como utilería en el escenario (y que lo volvieron a acompañar en esta presentación), le cayeron encima fracturándole el tobillo y obligándolo a detener el show para ser llevado de emergencia al hospital.

Via Twitter: @blooddhoney

El primero de octubre, cuando se encontraba dando un concierto en Nueva York, dos grandes pistolas que estaban como utilería en el escenario (y que lo volvieron a acompañar en esta presentación), le cayeron encima fracturándole el tobillo y obligándolo a detener el show para ser llevado de emergencia al hospital.

Si nos fijamos bien, Manson regresó con la pierna aún enyesada, mientras reposaba en una especie de silla de ruedas eléctrica que simulaba mantenerlo de pie y le permitía girar por el escenario.

Pero más impactante que ver a Marilyn Manson en vivo y en silla de ruedas, es verlo con dos enfermeros a su lado.

Lea más en:

BUZZFEED

Comments

Dejar una respuesta