Lego lanzó una nueva red social creada para que los chicos compartan sus creaciones. Está contenida dentro de una aplicación disponible para iOS y Android, aunque todavía no llegó a la región, y busca darle a los más chicos un lugar seguro donde compartir sus creaciones.

Desde lejos parece un Instagram lleno de fanáticos de Lego. Tiene todo lo que esperamos encontrar en una red social: un inicio con noticias, perfiles y nos permite dar “me gusta” y comentar otras publicaciones. Pero es un poco más, diseñaron un entorno que prioriza la seguridad y la privacidad.

Perfiles anónimos

Para crearse un perfil en Lego Life, los menores de 13 años necesitan permiso de sus padres. Este se obtiene ingresando la cuenta de email de ellos, para que envíen una copia del documento de identidad y otros datos. Aunque algún chico logre saltarse el control, la red social en sí está diseñada para mantener su anonimato.

Los usuarios de Lego Life no pueden elegir un nombre para mostrar, sino que reciben uno conformado por tres palabras, como por ejemplo “SuperMegaTortuga”. Tampoco hay fotos de perfil. Los usuarios solo pueden usar avatares que crean combinando distintos cascos, peinados, caras y trajes. Evitando así que los chicos sean identificados por otros usuarios.

Un inicio limpio

En la red social hay tres tipos de publicaciones: publicidad, publicaciones hechas por la empresa y contenido que suben los usuarios. Los primeros dos son fáciles de moderar, el problema reside en la tercera categoría. Lego trabaja junto a una empresa de monitoreo de contenido para revisar todo lo que comparten los usuarios antes de que sea publicado.

El objetivo es interceptar el contenido para adultos, las publicaciones no relacionadas con los productos de Lego y todo lo que pueda dar información sobre un usuario menor de 13 años, como una selfie con su nueva creación.

Sin chat, pero comentando con emojis

Lego Life no tiene chat y no lo tendrá hasta que la empresa decida una manera de confirmar que dos personas se conocen por fuera del mundo virtual -lo que algunos llaman vida real-. Sin embargo, la red social cuenta con un sistema de comentarios donde solo se pueden usar emojis. Este fue diseñado para permitir que los usuarios se expresen, pero evita que hablen y formulen oraciones completas. También quitaron algunos emojis para que los usuarios no sean crueles con el resto; acá no existe el pulgar para abajo.

CLARÍN

Comments

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta