Bombas lacrimógenas y perdigones son algunos de los instrumentos usados por los cuerpos de seguridad para reprimir manifestaciones, pero es importante conocer que los humanos no son los únicos afectados por los efectos de los mismos sino también, y en mayor impacto, los perros y gatos. 

Especialistas aseguran que tanto los canes como los felinos cuentan con un olfato cincuenta veces más sensible que los humanos. Las mascotas tienen entre 200 y 300 millones de células olfativas, por lo que los efectos son mucho más intensos y hay que estar atentos.

Para garantizar la seguridad y bienestar de las mascotas, tanto en el hogar como aquellas que se puedan encontrar en medio de las manifestaciones, dejamos algunos consejos que ayudarán a minimizar el efecto de los gases en su organismo.

  • Cubrir el hocico con un pañito empapado en una mezcla de agua con bicarbonato. En el caso de estar en el hogar, rociar la mezcla en el aire para así mitigar el efecto de los gases.
  • No solo debe cubrirse el hocico de la mascota sino también humedecer muy bien su pelaje.
  • Si encuentras a un animal en la calle procura apartarlos de la multitud, para evitar que los mismos sean pisoteados. Ser prevenidos al momento de agarrarlos, porque pueden sentirse amenazados por la situación y tenderán a morder.
  • En el caso de los animales domésticos, es importante cerrar las ventanas y usar un ventilador o abanico que ayude a contrarrestar el flujo del gas.
  • Una vez controlada la manifestación, en la medida de lo posible, llevar a la mascota a un chequeo médico, considerando que muchas reacciones alérgicas pueden no reflejarse externamente sino a nivel interno.

CARAOTA DIGITAL

Comments

Dejar una respuesta