La semana pasada, los actores de Stranger Things se reunían en Los Ángeles para la premiere de la segunda temporada de la serie. Sin embargo, Charlie Heaton, que da vida a Jonathan Byers en la ficción, no pudo unirse a la fiesta tras ser deportado por intentar entrar en EE UU con restos de cocaína en su equipaje. Uno de los perros del aeropuerto de Los Ángeles reconoció los restos de droga y Heaton tuvo que regresar a Londres.

Este incidente podría hacer que el actor no pudiera trabajar de nuevo en Estados Unidos, dificultando su aparición en la siguiente temporada de Stranger Things. El actor ha hablado por fin de lo ocurrido en declaraciones para People: “Mi viaje a EE UU la semana pasada se vio afectado por un problema de inmigración y estoy trabajando para rectificarlo lo antes posible”.

“Quiero aclarar que no fui arrestado ni acusado de un crimen, y que cooperé con los oficiales de EE UU en LAX”, ha querido subrayar Heaton, y ha añadido: “Pido perdón a todos los fans y a mi familia de Stranger Things por perderme la premiere. Todos estamos muy orgullosos de esta temporada y no me gustaría que esta historia tuviera un impacto negativo en la serie”.

Heaton, que está en la taquilla española con el filme El secreto de Marrowbone,tiene pendiente de estreno la nueva (y terrorífica) película del universo X-Men, Los Nuevos Mutantes. 

CINEMANIA

Comments

Dejar una respuesta