El estilo informal de Meghan Markle ha capturado la atención de los medios de comunicación, tras el anuncio de compromiso con el príncipe Harry. Entre sus prendas favoritas se encuentran los pantalones tejanos, las camisas informales y mini vestidos. Aunque tenga un estilo neutro y sencillo, deberá ajustar su estilo a los códigos de vestimenta de la casa real británica.

La actriz casi siempre opta por lucir melena llevando el pelo suelto y, tras su primera aparición de 2018 junto a su prometido, desafió el protocolo real con un moño despeinado y mechones al aire. En la visita oficial a una emisora de radio de Brixton el pasado 9 de enero, Markle sorprendió con su estilismo a la masa de transeúntes que esperaban su llegada.

Meghan Markle en su llegada a la emisora de radio Reprezent FM con su prometido, el principe Harry, en Brixton, Londres. Enero de 2018. REUTERS/Dominic Lipinski/Pool
Meghan Markle en su llegada a la emisora de radio Reprezent FM con su prometido, el principe Harry, en Brixton, Londres. Enero de 2018. REUTERS/Dominic Lipinski/Pool (Pool / Reuters)

La familia real británica posee uno de los protocolos más estrictos y también afecta a los códigos de vestimenta. Entre las normas más destacadas se incluye el largo de la falda, la medida de los tacones o el color de laca de uñas que debe usarse en función del evento. Markle, aunque haya ajustado su estilo al protocolo, no es la primera vez que incumple alguna norma, ya sea por un peinado descuidado e informal como por no llevar guantes en un acto oficial.

Infringir este tipo de normas no es nada nuevo y la reina Letizia es una de las figuras de las casas reales del mundo que en más ocasiones se ha saltado los códigos con el uso de pantalones en eventos dónde estaba obligada a llevar falda, visitar a la reina Isabel II con los hombros descubiertos o usar mini faldas.

Comments

Dejar una respuesta