Un frente de mal tiempo en Los Angeles, Estados Unidos, podría tener pésimas consecuencias para la cantante Demi Lovato, ya que una mansión que adquirió hace sólo cuatro meses podría desmoronarse debido a las lluvias.

La propiedad de la ex chica Disney está ubicada en el área de Laurel Canyon, en las colinas de Hollywood. El terreno en la zona no es estable, según apuntaron autoridades de la ciudad de Los Angeles hace algunos días atrás, ya que se pueden producir desprendimientos.

La casa de Lovato, valorada en 8.3 millones de dólares, está situada pocos metros abajo de otra construcción que tiene serio riesgo de caer. Si esto ocurre, la propiedad de la cantante sufriría un grave daño.

Lovato aún no se ha mudado a la mansión en cuestión, pues aún estaba haciendo algunas renovaciones.

La joven de 24 años culminó en octubre pasado una gira internacional junto a Nick Jonas. La dupla recorrió distintos países durante cuatro meses, luego de lanzar su quinto disco de estudio, Confident (2015).

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta