El Titanic no ha traído más que disgustos parecer ser, tanto en la realidad por el gran naufragio, como en la ficción con la película de James Cameron. Resulta que ahora, “el verdadero Jack” o más bien un pariente lejano de estos que aparecen cuando hay cuartos de por medio, ha dicho esta boca es mía. Según publica TMZ, un familiar del verdadero Jack ha demandado a James Cameron por copiarle supuestamente la historia del transatlántico más famoso de todos los tiempos.

¿Cómo? Pues en el juzgado. El señor asegura que el director le robó parte de su vida para crear al personaje de Leonardo DiCaprio, Jack Dawson. ¡Qué fuerte!

El hombre, conocido como Stephen Cummings, al parecer era el patrón del barco y dice que tiene documentos de sobra para demostrar que Cameron copió la idea de la película gracias a una conversación que este señor tuvo con unos amigos entre 1988 y 1989.

Cummings también asegura que el hundimiento ficticio del Titanic no está basado en la historia real, sino en los relatos que él mismo contó a sus colegas: una historia sobre sus familiares, quienes estaban a bordo del barco y que terminaron como ya sabéis: la mujer sobrevivió pero el hombre no.

¿Será que tampoco cabía en la tabla?

Foto: D.R.

Y echando cuentas y cuentas, Stephen Cummings pide 300 millones de dólares, un pequeño porcentaje de la recaudación total de la peli.

¿Le darán la razón o se irá también a pique?

REVISTA CUORE

Comments

Dejar una respuesta