Confesó que lo pasó regular durante el rodaje de ’50 Sombras de Grey’ y, ahora, parece que Dakota Jonhson, ha vuelto a tener complicaciones en su nueva película ‘Suspiria’. En este filme, de Darío Argento, interpreta a Susie Bannie, una bailarina de EE.UU.
que se traslada a Alemania para proseguir con su carrera de baile. La escuela de danza esconde un pasado oscuro y lleno de misterio.

La actriz contó en la revista ‘Elle’ algunos detalles sobre el filme: “Estábamos en un hotel abandonado en la cumbre de una montaña. Había 30 postes de teléfono en el tejado, así que la electricidad se podía sentir en todo el edificio y todo el mundo no hacía más que temblar”. En la película comparte pantalla con Chloë Grace Moretz y Tilda Swinton. La misma ‘celebritie’ declaró lo sobrecogedor que fue el rodaje y lo mucho que le afectó psicológicamente. Tanto que tuvo que pedir ayuda psicológica.

A pesar de haber tenido que ir al psicólogo, Jonhson manifestó que no son muchos los papeles que se ajustan a sus ideales: ”Me he dado cuenta de que los proyectos en los que quiero trabajar no existen, así que voy a ser yo la que los cree. Me siento súper afortunada de encontrarme en una posición en la que puedo hacer algo así”. Quizás pronto la veamos como productora.

No tenemos ninguna duda de que la nueva película de Dakota Jonhson dará mucho miedo, aunque si ella ha necesitado terapia después del rodaje… ¡no queremos pensar que pasará cuando la veamos!

Comments

Dejar una respuesta