Por suerte, todo estuvo perfectamente calculado.

Para la edición de abril de la revista EsquireChris Evans decidió saltar en paracaídas en el sur de California. Descansando en su cama, la noche anterior al salto, confesó, “Me empecé a preguntar, ‘¿Qué pasaría si el paracaídas no se abre?’, esos últimos minutos en que ya sabes. No te vas a desmayar, vas a estar despierto. ¿Qué hacer entonces? ¿Cierro los ojos? Esperaría que fuera rápido. Adiós luces. Espero que de verdad sea rápido. Y luego pensé: si lo vas a hacer imagina que nada saldrá mal. Solo hazlo y salta del avión con gusto”.

Por su contrato con Marvel, Evans necesitaba permiso antes de su salto con Skydive Perris. “Te dan todos estos seguros muy locos, pero si muero, ¿qué harán?, ¿demandar a mi familia?”. Evans, quien regresará como Capitán América en Los Vengadores: Guerra del Infinito, se rió. “Probablemente contratarán a otro tipo más barato y se ahorrarán dinero”.

Chris Evans, Esquire

Antes de saltar, Evans investigó la cantidad de muertes por paracaídas. “Es como de 0,006 muertes por cada mil saltos”, le dijo al escritor Maximillian Potter. “Así que me supuse que tendría una buena probabilidad”.

Pero después de que lo atacaran los nervios, Evans señaló, “Quiero verte saltar primero”.

Evans ya había saltado en paracaídas, con su ex novia Jessica Biel. Esta vez decidió saltar con un instructor y explicó que saltar es su parte favorita. “Saltar es verdaderamente emocionante”, dijo. Pero luego admitió que al día siguiente pensó, “No sé en qué estaba pensando”.

Claramente al actor no le da miedo enfrentar la muerte. Así que, ¿a qué le teme? “Me preocupa envejecer y arrepentirme de cosas, darme cuenta de que no aprecié el ahora”, dijo Evans, quien agregó, “Nos preocupamos por el pasado, por el futuro. Etiquetamos. Todo eso nos separa. Lo que quiero hacer es apagar el cerebro a veces, conectarme mejor en vez de separarme”.

Quizás por eso a Evans no le preocupa estar soltero de nuevo, después de su reciente ruptura con Jenny Slate de Gifted. Sin embargo, de acuerdo al actor de 35 años, tener citas no es fácil estando en el ojo público. “Para la gente fuera de la industria es difícil entender cosas que no comparten. Como dejar de ver a alguien por tres meses cuando le toca trabajar”, explicó Evans. “Eso pone a prueba una relación”.

Evans se toma en serio sus relaciones, y no solo las románticas. “Tengo una conexión muy profunda con mi familia y el valor de esos lazos. Siempre amos las historias de la gente que pone a su familia primero, antes que ellos mismos. Es algo tan noble. No puedes escoger a tu familia, al contrario de tus amigos. Especialmente en L.A. Ahí se ve cómo se ponen a prueba las amistades, con los egos de todos. Si algo va mal con un amigo pueden decidir no ser amigos, pero tu familia es tu familia. Hacer que las cosas funcionen y que además se disfruten es muy retador”, le dijo Evans a la revista. “Así es como funciona mi familia”.

LA.EONLINE.COM

Comments

Dejar una respuesta