Es el productor de películas tan famosas como ‘El discurso del Rey’, ‘Django sin cadenas’ y ‘Shakespeare enamorado’

“Cuando Paltrow tenía 22 años, consiguió un papel que la llevaría de actriz a estrella: … Weinstein la contrató para el protagónico de la adaptación de ‘Emma’, de Jane Austen. Antes de comenzar el rodaje, él la convocó a su habitación en el Hotel Peninsula de Beverly Hills para una reunión de trabajo que comenzó sin incidentes… pero que terminó con Weinstein colocando sus manos sobre ella y sugiriendo que se fueran a la habitación para hacerle masajes”, dice ‘The New York Times’.

A Weinstein se le reconoce no solo haber iniciado la carrera cinematográfica de Paltrow sino haberla ayudado a ganar un Oscar por su papel en ‘Shakespeare enamorado’.

Paltrow en ese entonces era novia de Brad Pitt, a quien le contó el incidente, aunque Weinstein la había amenazado para que no revelara nada de lo sucedido.

Jolie también confirmó al periódico que ella fue otra de las víctimas de avances no deseados de Weinstein en 1990, durante la presentación de ‘Jugando con el corazón’.

“Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y como resultado decidí nunca trabajar con él de nuevo y advertir a otros cuando lo hacían”, señaló Jolie a ‘The New York Times’.
Como Paltrow y Jolie otra decena de mujeres han contado experiencias de acoso y violación con Weinstein.

El cronista de The New Yorker’ Ronan Farrow dedicó 10 meses a entrevistar a 13 mujeres que dijeron haber sido acosadas o agredidas por Weinstein.

De acuerdo con la publicación, las acusaciones de estas mujeres contra Weinstein incluyen sexo oral no deseado y sexo oral y completo por la fuerza.

Asia Argento, la hija de 42 años del director de películas de terror Dario Argento, señaló que Weinstein la forzó a tener sexo oral hace 20 años.

Declaró a la revista que había mantenido silencio hasta ahora por temor a que Weinstein la “aplastara”, y agregó: “Sé que ha aplastado a mucha gente antes”.

Por su parte, Lucia Evans, un aspirante a actriz, aseguró que conoció a Weinstein en la oficina de Miramax en Nueva York en 2004 y que la forzó a mantener sexo oral con él.

“Intenté irme, pero tal vez no lo hice con la suficiente fuerza. No quise patearlo ni emprender un combate”.

Otra mujer, que pidió por temor no revelar su nombre, relató a The New Yorker que Weinstein la citó en un hotel para una reunión.

Dijo que sintió “horror, incredulidad y vergüenza” y que pensó en acudir a la policía, pero a la postre pensó que sería un caso de su palabra contra la de él, que le preocupó que él contaría con un poderoso equipo legal de defensa, y que ella tenía mucho que perder.

Sallie Hofmeister, la portavoz del productor, expresó en su comunicado que “todas las acusaciones de relaciones sexuales no consentidas son refutadas por el señor Weinstein” quien “también confirmó que jamás hubo represalias contra las mujeres que rechazaron sus propuestas”.

PULZO

Comments

Dejar una respuesta