En noviembre de 2015 un huevo costaba 14 bolívares, hoy su precio es de 1933,33 bolívares, un aumento de 13.807,14% en dos años

 

 

El versátil Jorge Arreaza, en su pasantía como vicepresidente de la República, le fijó el precio al cartón de huevos. Fue el 12 de noviembre de 2015, por lo que estamos por cumplir dos años de la fecha en la que el Gobierno estableció el valor de esta importante proteína y provocó una escasez del producto. Según las cuentas del hoy canciller, el cartón debía pagarse en 420 bolívares, lo que nos dice que cada huevo tenía un costo de 14 bolívares.

En aquella oportunidad, Arreaza aseguró que el precio del cartón había sido consultado con el presidente Nicolás Maduro, pero los hechos demostraron que no habían tomado en cuenta la opinión de los productores de huevos, porque el producto desapareció de los abastos y mercados del país.

La inflación que vive el país también afectó el precio de esta proteína. Su costo aumenta todas las semanas a una velocidad cada vez mayor. El agosto de 2016, el cartón de huevos tenía un precio de 3.800 bolívares, algo más de 9 veces lo fijado por Arreaza. Cada unidad se pagaba en 126,66 bolívares.

Cuando la orden de Arreaza cumplía un año de vida, que no de vigencia, el precio de los 30 huevos lo pagaba cualquier venezolano en 5.300 bolívares, 176,66 bolívares por unidad, más de doce veces lo que había decretado el para entonces vicepresidente en noviembre de 2015.

El año 2017 se inició con un precio de esta importante proteína en 216,66 por unidad, pues cada cartón tenía un valor de 6.500 bolívares. Ahora en este mes de noviembre, a escasos días del segundo aniversario del incumplido decreto de Jorge Arreaza, los 30 huevos se pagan a 58 mil bolívares. Cada unidad tiene un valor de 1933,33 bolívares, 13.807,14% más que los 14 bolívares que estableció Arreaza en noviembre de 2015.

TAL CUAL

Comments

Dejar una respuesta