Alexander Gonzalez

La fiesta por las calles de Huesca no se detuvo hasta la madrugada. Y no era para menos. Después de 58 años de espera, el club que tiene como estadio El Alcoraz, jugará la próxima temporada en la primera división del fútbol español. Y el calendario de la temporada 2018-19 le tiene reservada una grata sorpresa: iniciará su ascenso en la máxima categoría enfrentándose nada más y nada menos que al Barcelona de Messi y compañía el 18 de agosto.

La fiesta por las calles de Huesca no se detuvo hasta la madrugada. Y no era para menos. Después de 58 años de espera, el club que tiene como estadio El Alcoraz, jugará la próxima temporada en la primera división del fútbol español. Y el calendario de la temporada 2018-19 le tiene reservada una grata sorpresa: iniciará su ascenso en la máxima categoría enfrentándose nada más y nada menos que al Barcelona de Messi y compañía el 18 de agosto.

Y allí, en el Camp Nou y contra los dirigidos por Ernesto Valverde, estará un venezolano. Se trata del lateral Alexander González, de 25 años de edad y que llegó al club aragonés en 2015. El maracayero logró un puesto fijo en la alineación del DT Rubi que consiguió la hazaña tras derrotar 2-0 a Lugo de visitante y cuando todavía le restan dos fechas para que finalice la categoría de plata española.

“Este ha sido el mejor momento de mi carrera futbolística. No me esperaba una recepción de este tipo”, dijo el jugador que se inició en el fútbol en el colegio San José de Calasanz cuando tenía 5 primaveras.

Aficionados y jugadores comenzaron la celebración en el estadio Alcoraz y de allí transitaron por las calles Martínez de Velasco hasta llegar a la plaza de Navarra, donde estalló la fiesta.

“Fieles siempre sin retroceder”, es el lema de la barra del club que está instalado en una ciudad de 59.000 habitantes y que tiene un estadio que no supera los 6.000 asientos. Uno de los cerebros en la construcción del club fue José Antonio Martín Otín Petón. “El Huesca es como un águila, que vuela contra el viento. Haríamos mal en pensar en las cosas malas que sucedieron desde que iniciamos este proyecto hace doce años, con indiferencias y bromas. Digo una sola cosa: ¡Viva el Huesca!”, señaló muy mocionado.

Aportó experiencia. Alexander González debutó en el profesional con el Caracas FC en la temporada de 2010, bajo las órdenes del estratega Noel “Chita” Sanvicente. En la campaña 2010-2011 tuvo como director técnico en los rojos del Ávila a Ceferino Bencomo y con él al mando jugó la fase de grupos de la Copa Libertadores.

El oriundo de Maracay dio el salto a Europa en 2012 con el Young Boys de la liga de Suiza y en diciembre de ese año hizo su debut en la UEFA Europa League contra el Anzhi Makhachkala de Rusia. Después ingresó a las filas del Aarau y del Thun de Suiza para luego recalar en España. Con la selección nacional inició su camino en el estadio San Juan Bicentenario de Argentina donde la Vinotinto cayó frente a la albiceleste 4-1. Representó a Venezuela en la Copa América 2011 y la Copa América Centenario de 2016.

Los que bajaron

Otros jugadores venezolanos no están felices como Alexander González. Es el caso de Roberto Rosales, Juanpi Añor y Adalberto Peñaranda quienes descendieron con el Málaga.  El conjunto que entrena José González terminó la zafra con 5 juegos ganados, 5 empates y 28 derrotas en el último lugar de la tabla de clasificación con 20 puntos. De los 3 jugadores criollos solo Rosales parece tener posibilidades de seguir en la primera división española luego de un contacto con el Real Betis. Habrá que esperar el desarrollo de las negociaciones.

Fuente: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta