En China se anunció este sábado la reestructuración de toda la industria audiovisual de forma progresiva este año, en la cual los tres principales medios estadales se unificaran en base a un nuevo gigante mediático llamado “La Voz de China”.

Se espera que este conglomerado sea la nueva arma de propaganda del Partido Comunista chino con la que promoverá los valores de la “nueva era” que abandera el recién electo presidente y por el cual incluso se modificó la constitución, Xi Jinping.

“La Voz de China integrará la televisión estatal CCTV, la Radio Nacional de China (CNR) y China Radio Internacional (CRI) bajo el control directo del departamento de propaganda del Partido Comunista”, según un comunicado de la prensa oficial.

La creación de esta Administración de la Radio y Televisión Nacional busca “fortalecer la dirección centralizada y unificada del partido en las noticias y en la opinión pública, y reforzar la gestión de importantes posturas de propaganda”, según detalla un documento difundido por la agencia estatal Xinhua.

Se trata de una de las primeras medidas tomadas por el gobierno comunista tras la reunión el martes pasado de la Asamblea Nacional Popular (ANP), la reunión política anual más importante en China en la que Xi Jinping ha consolidado su poder a un nivel que sólo antes había tenido Mao Zedong.

GLOBOVISIÓN

Comments

Dejar una respuesta