El papa Francisco expresó su apoyo al Pacto Mundial para la Migración adoptado por la Organización de Naciones Unidas en Marrakech, y exhortó a la comunidad internacional a obrar “con responsabilidad”.

Ciudad del Vaticano.- Los niños que con frecuencia van a un dispensario pediátrico en el Vaticano le dieron al papa Francisco una torta de cumpleaños este domingo. Hoy cumple 82 años.

Francisco bromeó con ellos diciendo que esperaba que “un pastel tan grande no le provocara indigestión” y sopló una vela sobre la torta decorada con los colores oficiales amarillo y blanco del Vaticano.
Como para comprobar el punto, el Pontífice se negó a sentarse en una silla tapizada y optó por sentarse en los escalones del escenario del auditorio del Vaticano.
Con ayuda de médicos, enfermeros y voluntarios, la fundación Dispensario Santa Marta asiste a unos 400 niños, muchos de ellos de familias inmigrantes, y a sus madres.
El papa Francisco expresó ayer su apoyo al Pacto Mundial para la Migración adoptado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Marrakech, y exhortó a la comunidad internacional a obrar “con responsabilidad, solidaridad y compasión” con los migrantes.
Leer más en: EU
Comments

Dejar una respuesta