Melania Trump, primera dama de EE UU, se sometió a una cirugía de riñón este lunes en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, cerca de Washington DC, según un comunicado de su oficina.

Trump había tenido un problema con su riñón que la oficina describió como benigno, pero que requería atención médica.

La esposa de Donald Trump, quien cumplió 48 años el mes pasado, ingresó a Walter Reed en la vecina Bethesda, Maryland, este lunes por la mañana y se espera que permanezca hospitalizada durante varios días luego de la operación, según la declaración de Stephanie Grisham, su directora de comunicaciones.

Melania Trump es la primera dama estadounidense en someterse a un procedimiento médico tan serio estando en la Casa Blanca desde que Nancy Reagan tuvo una mastectomía en octubre de 1987. Rosalynn Carter se sometió a cirugía para extirparle un tumor benigno de su pecho en abril de 1977. Semanas después de que Betty Ford se convirtiera en primera dama, le diagnosticaron cáncer de mama y se le practicó una mastectomía en septiembre de 1974.

El presidente Donald Trump permaneció en la Casa Blanca durante la cirugía de Melania Trump.

“Esta mañana, la Primera Dama Melania Trump se sometió a un procedimiento de embolización para tratar una afección renal benigna. El procedimiento fue exitoso y no hubo complicaciones. La Señora Trump está en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed y es probable que permanezca allí durante toda la semana. La primera dama espera una recuperación completa para que pueda continuar su trabajo en nombre de los niños”, dijo Stephanie Grisham en un comunicado oficial.

La primera dama no se mudó a Washington sino hasta seis meses después de que comenzara el gobierno de su esposo y decidió dejar que su hijo, Barron, terminara el año escolar 2017 en Nueva York. Más recientemente, Melania Trump ha tenido un perfil más público. El 24 de abril, ella y el presidente organizaron la primera cena estatal oficial de la administración Trump, un evento que fue planeado y ejecutado principalmente por la primera dama.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta