BRA13 BRATISLAVA (ESLOVAQUIA), 22/5/2010.- Decenas de personas participan en la primera marcha del orgullo gay celebrada en Eslovaquia, en el centro de Bratislava hoy, sábado 22 de mayo de 2010. La primera marcha de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales celebrada en Eslovaquia ha estado acompañada de violentas protestas de radicales de extrema derecha, que llegaron a atacar verbal y físicamente a los participantes en la marcha. EFE/Peter Hudec ESLOVAQUIA PRIMERA MARCHA DEL ORGULLO GAY

Indonesia incluyó al colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGBT) en una guía médica de enfermedades mentales, a las que lo considera proclive por su orientación e identidad sexual, informaron este viernes fuentes oficiales.

El ministerio de Sanidad indicó que terminó el manual, cuyo contenido aún no ha sido publicado, pero considera que las personas LGBT corren el riesgo de sufrir problemas o enfermedades mentales.

“Los últimos arreglos ya han finalizado y este año habrá reuniones con las partes interesadas”, dijo el director de prevención y control de enfermedades mentales del ministerio, Fidiansyah, que, como muchos indonesios, utiliza solo un nombre.

De acuerdo con Fidiansyah, La guía se basa en dos documentos: uno redactado en 2016 por la asociación de psiquiatras de Indonesia y otro elaborado por el ministerio de Sanidad en 2017.

El texto de la Asociación de Psiquiatras del país asiático establece que los homosexuales y bisexuales están en riesgo de “ser catalogados como personas con problemas mentales” y los transexuales “como personas con enfermedades mentales”.

La asociación también fija una serie de derechos de este colectivo como el acceso al tratamiento y a la información médica.

Por su parte, el documento del ministerio de Sanidad consiste en un compendio de fuentes médicas y legales que incluye las opiniones de otros ministerios, como el de Religión, que concluye que “el fenómeno LGTB es inaceptable en Indonesia”.

“Aunque no es una enfermedad mental, una persona LGBT puede sufrir por la inseguridad sobre su identidad u orientación sexual, lo que puede llevar a la depresión”, argumenta el documento del ministerio.

El Parlamento indonesio discute actualmente modificar el Código Penal para tipificar como delito el sexo consentido entre adultos homosexuales o las relaciones sexuales extramaritales, entre otros.

Grupos proderechos humanos como Human Rights Watch denuncian un aumento de la retórica homófoba por parte de cargos públicos desde enero de 2016, instigada por grupos islamistas que condenan la homosexualidad en el país, con la mayor población musulmana del mundo.

La homosexualidad es legal en Indonesia, excepto en la provincia de Aceh, en la isla de Sumatra, donde rige la Ley islámica.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta