Es el entretenimiento de moda en Washington: adivinar quiénes ocuparán los altos cargos en el gobierno del presidente electo Donald Trump.

En el discurso de proclamación de su victoria, el republicano halagó a un pequeño grupo de asesores leales, entre cuyos nombres se espera que esté buena parte de su primer gabinete presidencial.
En esta ciudad de fortunas cambiantes, estos son algunos de los nombres que más suenan para el “Equipo Trump”y las posiciones que podrían ocupar.

Newt Gingrich es un polémico conservador que apoyó a Trump desde el principio e incluso estuvo entre los finalistas para ser su candidato vicepresidencial.

Ahora muchos creen que encabezará la diplomacia estadounidense desde el Departamento de Estado,
Como presidente de la Cámara de Representantes en 1994, Gingrich fue el estratega de la aplastante victoria republicana en las elecciones parlamentarias de ese año, cuando su partido se apoderó de la legislatura hasta entonces en control de los Demócratas.

Pero Gingrich tuvo que renunciar luego a la presidencia de la Cámara debido a transgresiones éticas.
El político, nativo del estado de Georgia, intentó infructuosamente obtener la candidatura republicana a la presidencia en 2011.

Durante la campaña actual, Gingrich acusó a Megyn Kelly, presentadora del canal de televisión conservador Fox News, de estar “obsesionada con el sexo”.

Se refería a la cobertura que hicieron de las escandalosas grabaciones en las que el hoy presidente electo Trump alardeaba de no pedir permiso para tocar las partes íntimas de mujeres a las que deseaba seducir.

El exalcande de Nueva York Rudy Giuliani, uno de los más fieles seguidores de Trump, es considerado uno de los favoritos para el puesto de fiscal general.

Como alcalde de la ciudad más poblada del país durante los atentados del 11 de septiembre de 2001, Giuliani se convirtió en símbolo de la resistencia de los neoyorquinos entre las ruinas de las Torres Gemelas.

También en su mandato la policía de la ciudad adoptó tácticas controversiales que, según sus críticos, se prestaban a abusos contra las minorías étnicas.

Giuliani, que también fue fiscal federal para el distrito de Manhattan, intentó sin éxito ganar la nominación republicana a la candidatura presidencial en 2008.

Reince Priebus, de 44 años, está en la baraja de los que podrían ocupar el cargo de jefe de gabinete, el hombre de confianza de Trump en la Casa Blanca.

Lea el artículo completo en: BBC Mundo

Comments

Dejar una respuesta