El papa Francisco encendió este sábado un cirio para pedir la paz en Siria, y el fin de las tensiones y de los conflictos en todo el mundo, sumándose así a una campaña con la que se pretende recaudar fondos para ayudar a ese país.

Con el encendido, el papa inauguró una campaña navideña impulsada por la fundación pontificia “Ayuda a la Iglesia Necesitada” (ACN), que en los últimos días ha abarcado a más de 50.000 niños, muchos de ellos de ciudades sirias como Alepo, Homs o Damasco.

“¡Que estas llamas de esperanza disipen las tinieblas de la guerra! Recemos y ayudemos a los cristianos a permanecer en Siria y en Oriente Medio como testimonios de misericordia, perdón y de reconciliación”, proclamó el papa.

Y añadió: “Que la llama de la esperanza alcance a todos que en estos días sufren conflictos y tensiones en diferentes partes del mundo, tanto cercanas como lejanas”.

ACN acompaña esta iniciativa con una campaña internacional de obtención de fondos a través de sus veintitrés sedes nacionales para financiar un plan de ayuda de emergencia, reconstrucción y ayuda pastoral de unos 15 millones de euros.

Una cifra que se sumará a los más de 29 millones de euros donados por ANC desde el inicio del conflicto en 2011.

El proyecto pretende distribuir paquetes de alimentos, medicina y leche en polvo para los niños en Siria, ayudas al pago de alquileres y combustible para la calefacción, la reconstrucción de los hogares de las familias cristianas refugiadas y los templos, así como el sustento de sacerdotes y religiosas.

Leer más en: El Nacional 

Comments

Dejar una respuesta