Los teléfonos de los reporteros del New York Times empezaron a echar humo el miércoles a las 15.40 horas, el momento en que el diario publicó un extraordinario artículo de opinión sin firma que revela a existencia de una “resistencia” dentro de la Casa Blanca que trabaja para frenar los peores instintos del presidente Donald Trump. “¿Quién es el autor?”. Pero la sección de Opinión del diario neoyorkino no depende de la redacción sino directamente del editor, A. G. Sulzberger, y ni ellos ni el propio director del periódico, Dean Baquet, sabían que iba a publicarse ni mucho menos quién está detrás, aseguran.

Tan sorprendente como el contenido del artículo es la decisión del Times , que tanto desaconseja a sus reporteros recurrir a fuentes anónimas, de publicar una revelación de tal calibre sin firmar. Lo hizo antes con un demandante de asilo centroamericano o un estudiante iraní que temían represalias si su identidad salía a la luz pero nunca con un “alto cargo” de la Administración. ¿Debía haber obrado de otra forma con el material, siendo además un medio tan expuesto a los ataques de Trump por su cobertura informativa y línea editorial?

Se hizo una excepción por la relevancia del artículo para el público

Fue su relevancia para el público, ha explicado el director de Opinión, James Dao, lo que les llevó a tomar la excepcional decisión, que el presidente ha tildado de “cobarde” y ha utilizado como muestra del talante “deshonesto” de la prensa. Las críticas se han dirigido hasta ahora más a la persona detrás del artículo que al diario en sí pero plantea algunos dilemas. “Es una pieza potente y escrita con claridad por alguien que tenía una fuerte posición de principios que merecía ser difundida”, defiende Dao.

Contactó con su autor o autora a través de un intermediario. “Estaba claro que quería anonimato pero no le prometimos nada hasta que no lo leímos y estuvimos seguros de que eran quienes decían ser”, sostiene Dao, que tomó “algunas precauciones” adicionales para verificar la identidad del contacto.

 

 

Donald Trump tendría al enemigo en la Casa Blanca según el artículo del 'Times'

Donald Trump tendría al enemigo en la Casa Blanca según el artículo del ‘Times’ (Jim Urquhart / AP)

Sólo unas pocas personas en el diario conocen quién está detrás del texto. Desenmascarar a su autor se ha convertido en el objetivo y pasatiempo número uno de Washington. “¿Los reporteros del Times debemos ahora intentar desvelar la identidad de un autor a los que nuestros colegas de Opinión han jurado proteger su anonimato?”, se preguntó una de sus periodistas de investigación, Jodi Kantor.

De salir a la luz, el afectado podría teóricamente tomar medidas contra el diario, afirma el profesor Jonathan Peters, especialista en libertad de prensa del Columbia Journalism Review. Pero en este caso concreto, apunta, sería “un embrollo” por la existencia de “un cortafuegos entre la información y la opinión, y la probabilidad de que el periodista que descubra la identidad del autor no sea quien le haya prometido” anonimato. “Si alguien tiene una pista, que me la envíe por una app encriptada (que sí, que hay un cortafuegos entre la redacción y la opinión”, tuiteó el corresponsal diplomático del Times, Edward Wong, uno de los muchos a la búsqueda del misterioso “alto cargo”.

Fuente: La Vanguardia

Comments

Dejar una respuesta