El hijo menor de Donald Trump, Barron, ha sido objeto de burlas por parte de algunos en internet desde que su padre anunció su candidatura presidencial, pero otros han salido a defenderlo diciendo que el niño de 10 años no debería incluirse en la pelea política.

La Casa Blanca publicó este martes un breve comunicado que habla de una “larga tradición de que a los hijos de los presidentes se les brinde la oportunidad de crecer fuera del foco político”.

Aunque no se hace mención del nombre del presidente Trump ni de su hijo, pide que “continúe esta tradición”.

El mensaje oficial llegó luego de que Katie Rich, guionista del programa televisivo de humor de la cadena NBC Saturday Night Live, publicó un tuit (ahora borrado) que decía: “Barron será el primer francotirador del país que recibe educación en casa”.

El comentario desató la furia de algunos, entre los que estaban unos cuantos “espectadores fieles” del programa, quienes exigieron el despido para Rich y un boicot al show.

La guionista se disculpó luego por su “insensible” tuit y NBC anunció este martes que la suspendía indefinidamente, según reportaron medios locales.

Una publicación en Facebook que ha sido compartida más de un millón de veces reclamaba que “ningún niño merece ser tratado de esa manera”.

La usuaria Melissa Earnest, seguidora del presidente Trump, dijo: “Así les caiga bien o mal esta familia, este es su hijo de 10 años. Todavía está creciendo y las palabras duelen”.

Cuando el presidente Trump ganó las elecciones el pasado 8 de noviembre, el niño recibió también una serie de burlas por su expresión de aparente aburrimiento.

Estar en constante exposición es una de las características que vienen con el rol de ser hijo del presidente de Estados Unidos.

Así como Barron Trump ha sido blanco de comentarios negativos, lo mismo ha ocurrido con algunos de los hijos de mandatarios previos.

Lea completo en BBC MUNDO

Comments

Dejar una respuesta