Daniel Ortega, presidente de Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, volvió a reiterar el llamado y el compromiso de ponerle fin al derramamiento de sangre y a la destrucción en el país centroamericano.

“Con el corazón de Nicaragua lleno de dolor va este mensaje de fe cristiana a todas las familias que sufren esta tragedia que hoy nos enluta”, señaló Ortega, citado por HispanTv.

Igualmente, la Conferencia Episcopal de Nicaragua pidió este domingo el cese de la violencia frente a recientes agresiones en varias ciudades de este país.

Los obispos llamaron a todos, sin excepción, a respetar la vida, la dignidad de la persona, la libertad, la manifestación cívica, sin recurrir a ningún tipo de violencia o acto que pueda generarla, informó Prensa Latina.

Fue la reacción frente a los fuertes incidentes violentos registrados este sábado en la ciudad de Masaya, cerca de Managua, capital de Nicaragua

Ortega insistió en que la paz es el camino y la única puerta a la convivencia y el respeto para la tranquilidad y seguridad de todos.

Grupos calificados de vandálicos atacaron este sábado instituciones públicas, espacios comerciales, quemaron y saquearon viviendas lo que creó la zozobra y el caos en la población.

En las calles de Masaya ocurrieron fuertes enfrentamientos que provocaron al menos una muerte y varios heridos, acorde con medios locales de prensa.

Los sucesos detonaron el 18 de abril por una propuesta de reforma al seguro social, que más tarde fue derogada y se convocó al diálogo para lograr la estabilidad en el país, conforme con Ortega.

Comments

Dejar una respuesta