Hillary Clinton evitó en general criticar a Wall Street cuando examinaba las causas y respuestas a la crisis financiera en una serie de discursos pagados en la financiera Goldman Sachs, de acuerdo con tres transcripciones relevadas por WikiLeaks.

Los textos difundidos son parte de la filtración de correos a John Podesta, jefe de campaña de la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos. Estos no muestran afirmaciones completamente opuestas a las que expresa en público sobre los mismos temas, pero su estilo puede parecer mucho más crudo.

De acuerdo con las transcripciones, en octubre de 2013 Hillary Clinton dijo a los banqueros que tenía “grandes relaciones” y trabajó de cerca con Wall Street siendo senadora por Nueva York. También dijo que “todavía estaba en discusión” si eran correctas las reformas financieras puestas en marcha después de la crisis financiera. Agregó que más apertura desde el inicio hubiera evitado las críticas a Wall Street por dichas reformas.

“¿Qué pasó, cómo pasó y cómo evitamos que pase? Ustedes tienen que ayudarnos a dilucidarlo, y asegurémonos de hacer lo correcto esta vez”, dijo ella.

La ex secretaria de Estado pronunció sus discursos remunerados para el gigante financiero después de dejar su cargo en la administración Obama y antes de iniciar las primarias demócratas, en las que su rival Bernie Sanders indicó que estaba exageradamente influenciada por contribuciones del sector bancario.

En los fragmentos, Hillary Clinton habla sobre soñar con “comercio abierto y fronteras abiertas” en el hemisferio occidental. Dice también que los políticos a veces necesitan tener “tanto una postura pública como privada” sobre asuntos.

Por otro lado, se difundió una nueva alocución que corresponde a la exposición de octubre de 2013 para Goldman Sachs, en la que sugirió que “por razones políticas” hay que hacer algo para frenar los abusos en Wall Street.

“También había una necesidad de hacer algo por razones políticas; cuando se es un miembro electo del Congreso y la gente en tu circunscripción está perdiendo empleos y se cierran empresas y todos en la prensa están diciendo que es culpa de Wall Street, no puedes quedarte sentado y no hacer nada”, dijo Hillary Clinton.

Además, asistentes del ex presidente Bill Clinton (1993-2001) dicen en las filtraciones de WikiLeaks que Hillary intentó cancelar un discurso que iba a dar a una firma de Wall Street el año pasado debido a temores de que ambos podrían parecer muy condescendientes con el mundo financiero justo cuando la ex secretaria de Estado se aprestaba a postularse a la Casa Blanca.

Robby Mook, administrador de la campaña de la candidata demócrata, dijo que se dio cuenta de que cancelar el lucrativo discurso decepcionaría a los dos Clinton, pero “es un error no forzado muy significativo y podría acosarnos en historias durante meses”.

La candidata ganó cerca de 1,5 millones de dólares en pagos por discursos antes de lanzar su campaña presidencial, mientras que Bill Clinton recibió más de cinco millones en pagos de bancos, empresas de tecnología y otros intereses corporativos, de acuerdo con documentos financieros presentados por Hillary Clinton.

Nadie en el equipo de la candidata ha confirmado ni negado que las transcripciones y emails filtrados sean auténticos, pero tampoco hay indicios de que fueran preparados antes de ser difundidos.

Para el Partido Demócrata, el enfoque benévolo de la ex primera dama en los discursos podría afectar a los liberales preocupados de que la candidata presidencial sea demasiado cercana a Wall Street como para supervisar sus excesos en caso de llegar a la Casa Blanca.

El equipo de la demócrata acusa al gobierno de Rusia de hackear los emails de Podesta, mientras que el gobierno de presidente Barack Obama ha culpado formalmente a Moscú por una serie de ataques cibernéticos que afectan a grupos políticos estadounidenses.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta