Nueve presuntos miembros del Clan del Golfo, principal banda criminal de Colombia, entre ellos el jefe de seguridad del segundo de esa organización, fueron capturados por las autoridades, informó este lunes la Policía.

En una operación en el municipio de Acandí, departamento de Chocó, las autoridades capturaron a Wílber Ramos Ricardo, alias “Balboa”, jefe de seguridad de Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, el segundo al mando de esta banda criminal, indicó la Policía en un comunicado, destacó AFP.

En otro operativo, en zona rural de Yalí, departamento de Antioquia, uniformados del Bloque de Búsqueda de la Policía, con apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), capturaron a ocho presuntos miembros del Clan del Golfo. Entre ellos Háder Cabrera Quejada, conocido por el alias de “Hernán”, cabecilla de la organización en esa zona, con 70 hombres a su mando y con influencia en 18 municipios de esa región del país.

Según las autoridades, Hernán se desmovilizó en 2006 de un bloque paramilitar, en el marco del proceso de sometimiento a la justicia de estas milicias de ultraderecha. Los otros siete capturados fueron identificados como Sol Hilda Osorio Peña, Juan Camilo Manjarrés Graciano, Edwin Darío Gaviria Cárdenas, Juan de Jesús Lopera Correa, Manuel Octavio Orrego Posada, Luis Fernando Gulfo Solar y Camilo Andrés Gómez Quiroz.

A éstos se les acusa de narcotráfico, extorsión y minería ilegal y además, se les decomisó armamento, como fusiles, lanza granadas y municiones. El Clan del Golfo, conocido antes como Clan Úsuga o Los Urabeños, surgió de remanentes de grupos paramilitares desmovilizados en 2006 a impulsos del gobierno, y está dedicado al narcotráfico, la minería ilegal y la delincuencia común.

El Gobierno de Juan Manuel Santos decretó una ofensiva para desmantelar a esta organización, señalada de enviar toneladas de cocaína fuera del país. Como resultado de las acciones de las autoridades, esta banda pasó de tener 4.000 miembros en 2010 a 1.800 actualmente, según el Ministerio de Defensa.

Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con 96.000 hectáreas de sembradíos, y también el mayor productor de esa droga con 646 toneladas en 2015, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).
EL UNIVERSAL

Comments

Dejar una respuesta