La abogada Guillermina McDonald, defensora de Ramón Fonseca y Jürgen Mossack, principales implicados en Panamá por el caso “Lava Jato”, en Brasil, acusó este viernes a fiscales del Ministerio Público de este país de utilizar falsas pruebas en contra de sus clientes para condenarlos.

McDonald manifestó que para el Ministerio Público de Panamá “no existe la presunción de inocencia de sus representados”. Adujo que la detención de ambos fue ordenada, pese a que hasta ahora no ha podido ser demostrado el delito de “blanqueo de capitales” que le atribuyen los fiscales.

“En el blanqueo de capitales, se señala que usted tiene la obligación de probar la procedencia lícita del pecunio que se le indica”, precisó la abogada en respuesta a las acusaciones contra los propietarios del bufete Mossack Fonseca, involucrado en el caso “Lava Jato”, que es ventilado por autoridades brasileñas.

Informes divulgados por el Ministerio Público indican que han sido recabadas evidencias de la apertura de dos cuentas bancarias a las que ingresaban y salían dineros procedentes de Brasil.

El fiscal Rómulo Bethancourt afirmó el jueves en la capital panameña que la investigación refleja la apertura de dos cuentas a través de la firma Mossack Fonseca y de una persona, cuyo nombre no reveló, que estaba contratada en territorio brasileño.

No obstante, McDonald planteó que la fiscalía “fue incapaz” de detallar la cantidad del dinero del supuesto “blanqueo de capitales” ni tampoco mencionó desde cuándo ocurría. Sostuvo que la cuenta a la que se refiere la fiscalía fue abierta en 2003 o 2005 para recibir los honorarios que iban a ser devengados.

La investigación sobre el caso “Lava Jato” fue iniciada formalmente en Panamá el 30 de enero de 2016 y está relacionada con sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht en 12 países.

El tema adquirió mayor notoriedad cuando Fonseca, ex presidente del gobernante partido Panameñista, dijo ser un “chivo expiatorio” y acusó al presidente de la república, Juan Carlos Varela, de haber recibido sobornos de Odebecht, lo que fue negado por el mandatario.

Fonseca y su socio Mossack fueron donantes de la campaña presidencial de Varela y se convirtieron en centro del escándalo “Panama Papers”, que estalló en abril de 2016 tras la entrega de 2,6 terabytes de información por parte de una fuente no identificada al periódico alemán Süddeutsche Zeitung.

DIARIOLASAMERICAS.COM

Comments

Dejar una respuesta