Más de 250.000 mexicanos perdieron su vivienda y “están en una situación de pobreza patrimonial” por los tres sismos que afectaron el centro y sur del país este mes de septiembre, afirmó la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles.

En una conferencia en la residencia oficial de Los Pinos en la que los miembros del Gabinete exhibieron los avances para la reconstrucción de los estados afectados por los terremotos del 7, 19 y 23 de septiembre (de magnitud 8,2, 7,1 y 6,1 en la escala de Richter, respectivamente), Robles señaló que la población sin vivienda es similar al total de habitantes del estado de Colima, reseñó Efe.

“Estamos hablando de más de 150.000 viviendas dañadas, desde daños menores, daños parciales, hasta daños totales”, una cifra que se asemeja al número de viviendas construidas en el país durante 2016, precisó.

“Las familias… tendrán la responsabilidad, con el apoyo del Gobierno, para autoemplearse o pagar mano de obra”, con la posibilidad de acceder a materiales con costos accesibles y con la asistencia técnica adecuada, explicó Robles.

Un cuadro presentado en el evento con el desglose de las cifras preliminares, que no incluyó los datos de la Ciudad de México, indicó que hay 24.526 casas con pérdida total, 46.134 con daños que las hacen no habitables y 82.885 con daños, pero habitables.

La secretaria defendió que en un periodo “de tres a cuatro meses” se estará “consolidando” el proceso de reconstrucción de las viviendas con daños totales.

Para ello, se ha iniciado una estrategia de “autoconstrucción con asistencia técnica”, aseveró. “Las familias… tendrán la responsabilidad, con el apoyo del Gobierno, para autoemplearse o pagar mano de obra”, con la posibilidad de acceder a materiales con costos accesibles y con la asistencia técnica adecuada, explicó Robles.

Como resultado de los daños en las viviendas “tenemos a miles de hombres, mujeres, niños y niñas en los albergues, y muchos de ellos en centros de refugio comunitarios que han habilitado cercanos a sus casas”.

Los albergues habilitados -argumentó- no son “suficientes” para quienes han dejado sus viviendas, en ocasiones por miedo a posibles réplicas.

Robles remarcó que por ello se están poniendo en marcha espacios con cocinas comunitarias, baños, regaderas para que la gente “viva en condiciones de seguridad”. La secretaria dijo que los censos para evaluar los daños de las viviendas se hicieron a través de la participación de 7.000 servidores públicos de todas las dependencias, quienes consiguieron recopilar los datos en un periodo más rápido que el establecido la ley, de un máximo de 20 días.

Daños en inmuebles históricos

Más de 1.500 inmuebles históricos y de valor cultural resultaron afectados por los terremotos registrados este mes en México, cuya restauración tendrá un costo estimado de 445 millones de dólares.

Así lo informó la secretaria mexicana de Cultura, María Cristina Cepeda. “Tenemos un estimado de más de 1.500 inmuebles históricos y de valor cultural que registran daños” en once estados del país afectados por los movimientos telúricos, aseguró en la sesión encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto y a la que también asiste el sector empresarial.

“Hemos censado 1.225 inmuebles con afectaciones que van de moderadas a severas”, afirmó la ministra.

Entre los inmuebles afectados, mencionó el Palacio Municipal y la iglesia de San Vicente Ferrer de Juchitán, el municipio más afectado por el terremoto del 7 de septiembre, de magnitud 8,2 en la escala de Richter, así como el exconvento de Santo Domingo de Guzmán, en el Istmo de Tehuantepec.

En el sureño estado de Chiapas, golpeado fuertemente por el mismo sismo, están afectadas la zona arqueológica de Chiapa de Corzo y el templo de Santa Lucía, así como la catedral de San Cristóbal de las Casas.

En central estado de Morelos, devastado por el movimiento telúrico de magnitud 7,1 del 19 de septiembre pasado, once templos y conventos del siglo XVI, así como tres de Puebla, “son los 14 monasterios que están inscritos en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco y todos presentan daños”.

En Puebla, afectado también por el sismo del día 19, su centro histórico y monumentos emblemáticos, como la Iglesia de los Remedios, ubicada en la cima de la pirámide de Cholula, también están en la larga lista de inmuebles daños.

“El costo estimado de reparación de daños es de más de 8.000 millones de pesos (unos 445 millones de dólares)”, señaló la titular de Cultura

Del Estado de México, mencionó el templo de Ocuilán y las iglesias de San Francisco de Asís y de Santa María de la Asunción, mientras que en el sureño estado de Guerrero, la parroquia de Santa Prisca en Taxco y el templo de Olinalá, que es un pueblo de artesanos.

En la capital del país, el centro histórico y Xochimilco -ambos inscritos en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco-, resultaron inmuebles afectados, al igual que parroquias y capillas en los estados de Hidalgo y Tlaxcala.

Para atender estas afectaciones, anunció la integración de brigadas para determinar la magnitud de los daños, el cierre de acceso al público y apuntalamiento de los inmuebles en riesgo de sufrir mayores daños.

En los edificios con daños graves, mencionó el retiro de obra artística para su resguardo, recuperación de testimonios arquitectónicos y retiro de escombros.

“El costo estimado de reparación de daños es de más de 8.000 millones de pesos (unos 445 millones de dólares)”, señaló la titular de Cultura, quien explicó que las tareas de recuperación estarán encabezadas por expertos del Institución Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los sismos dejaron al menos 83 fallecidos por el terremoto del 7 de septiembre y 337 por el del 19 de septiembre.

EL UNIVERSAL

Comments

Dejar una respuesta