Las casas de cambio de la localidad colombiana de La Parada continuaron cerradas, mientras en la calle proliferan los vendedores informales de bolívares y pesos que establecen a su antojo la tasa diaria.

El gremio de cambistas de Norte de Santander inició el pasado miércoles una acción de protesta en contra de las regulaciones establecidas por el Gobierno nacional para este sector. Aunque las agencias de cambio mantienen la santamaría abajo, en la calle no es difícil encontrar personas que cambian bolívares por pesos o viceversa, a diferentes precios.

Venezolanos que cruzaron el puente internacional Simón Bolívar para adquirir mercados manifestaron que algunos cambistas informales estaban comprando el bolívar a 0,12 pesos y le vendían a 0,18 o 0,19. Más tarde, otras personas estaban comprando bolívares a razón de 0,14 pesos y lo vendían a 0,17 pesos.

Ante el cierre de las casas de cambio, algunos venezolanos que tenían bolívares hacían la conversión a pesos con los cambistas informales, mientras que otros decidían continuar hacia Cúcuta, donde algunas casas de cambio se han mantenido abiertas, a pesar del llamado a cesar actividades formulado por el gremio de cambistas de Norte de Santander, como medida de protesta en contra de las regulaciones establecidas por el Gobierno nacional colombiano.
Aunque pocos, ciertos establecimientos comerciales de La Parada y ventas de medicamentos reciben bolívares a los compradores venezolanos a razón de 0,15 pesos y en otros lugares a precio inferior.

Ante la progresiva devaluación que desde hace tiempo experimenta el bolívar, mucha gente que habita en el lado venezolano de la frontera mantiene parte de su capital en pesos, por lo que el cierre temporal de las casas de cambio de La Parada y Cúcuta no les ha afectado para ir a comprar al comercio neogranadino.

Pese al cese de actividades de las agencias de cambio y el bajo valor al que cotiza el bolívar frente al peso, miles de venezolanos continúan pasando diariamente para hacer compras en Colombia o por razones de viaje. El tránsito de peatones por el puente internacional Simón Bolívar, que comunica a San Antonio del Táchira con el corregimiento de La Parada, no se detiene.

JGH
LA NACIÓN

Comments

Dejar una respuesta