El éxodo venezolano ha dejado un sinfín de sin sabores. Familias separadas, ciudadanos luchando por un mejor futuro fuera de la tierra que los vio nacer, entre otras adversidades que enfrentan aquellos que deciden salir.

Una encuesta elaborada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU arrojó que 80% de los refugiados venezolanos en Colombia sufre inseguridad alimentaria, informó una agencia internacional reseñada por el portal de El Nacional.

El portavoz del PMA, Hervé Verhoosel, explicó que las familias que huyeron del país pueden quedarse en los centros de asistencia que están en la frontera colombiana entre tres y cinco días. Luego deberán partir para dejar espacio a los recién llegados. Agregó que la situación hace que los venezolanos sean extremadamente vulnerables por no tener fuentes de ingresos que les permitan alimentarse.

“En el caso de que la encuentren o alguien les dé comida, no es ni suficientemente nutritiva ni suficientemente diversa”, sostuvo Verhoosel. Respecto a las mujeres lactantes, el portavoz puso como ejemplo que a pesar de esta situación, solo 1,7% recibe algún tipo de suplemento nutricional.

Hasta la fecha, el PMA ha entregado comida a los refugiados en los departamentos fronterizos de Arauca, La Guajira, y Norte de Santander. Además, han distribuido tarjetas prepago de 75 dólares para la compra de alimentos a 19.500 personas en estos tres departamentos.

Fuente: VAD

Comments

Dejar una respuesta