Un grupo de los 33 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de facto, nombrados por la Asamblea Nacional el pasado 21 de julio como parte del un gobierno paralelo al de Nicolás Maduro, se juramentarán el próximo 13 de octubre en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, según informó Pedro Troconis, miembro de la Sala de Casación Penal, en una entrevista con El Nacional el pasado miércoles 27 de septiembre.

“Escogimos la OEA porque consideramos que es un organismo imparcial y con una cantidad de Estados considerable”, declaró Troconis.

Esta decisión fue tomada el 17 de septiembre, durante una reunión en la que los magistrados de facto designaran a Miguel Ángel Martín, miembro de la Sala Constitucional, como presidente del TSJ paralelo.

“Podremos emitir acuerdos (pronunciamientos) para dirigirnos a gobiernos y autoridades para que se hagan investigaciones contra funcionarios que hayan cometido crímenes de lesa humanidad, narcotráfico o legitimación de capitales”, indicó.

En esta juramentación es posible que se presenten los juristas exiliados en Estados Unidos, Colombia, Chile y Europa, con los que alcanzarían el quórum para su instalación.

El 21 de julio la Asamblea Nacional (AN) designó y juramentó a los integrantes de este Poder Judicial paralelo. Pocas horas después del acto, el gobierno nacional los desconoció y acusó de usurpar funciones del Poder Judicial.

El TSJ paralelo nombrado por la AN, cuenta con el reconocimiento de la OEA y del Parlamento Europeo, al tiempo que desconocen la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) electa el 30 de julio pasado.

El gobierno de Estados Unidos, por su parte, se había negado al reconocimiento de cualquier paralelo la de Maduro, según lo declaró el martes 1° de agosto el encargado de Suramérica en el Departamento de Estado, Michael Fitzpatrick.

“No reconocemos necesariamente gobiernos paralelos o aparte. Respetamos el gobierno oficial de Venezuela y del presidente Maduro en este momento”, subrayó el funcionario.

Un día antes, el 31 de julio, la fracción de la Mesa de la Unidad democrática (MUD) sostuvo una reunión en la Asamblea Nacional, para analizar y proponer próximos pasaos a seguir frente a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) recién electa.

Luego de discutido el punto de la ANC, Freddy Guevara propuso también la elección de un nuevo Consejo Nacional Electoral y la formación de un gobierno paralelo. Antes de que terminara su intervención, el diputado Henry Ramos Allup lo increpó por estar haciendo propuestas irresponsables. Cuestionó que después de nombrar los magistrados paralelos los dejaron abandonados.

PUNTODECORTE

Comments

Dejar una respuesta