El secretario general afirmó que es un imperativo hacer valer el derecho de los venezolanos a un cambio político

“Sería absolutamente inadmisible para la comunidad internacional y para la OEA. Si eso se concreta, las sanciones más drásticas deberán ser tomadas por la organización”. Así se expresó ayer el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, sobre la posibilidad de que el referéndum revocatorio a Nicolás Maduro se lleve a cabo en 2017.

Durante su participación en el programa de radio Contigo, conducido por María Corina Machado, el representante del ente regional insistió en que constituye un imperativo hacer valer el derecho de los venezolanos a un cambio político. Para eso –agregó– existen medidas y cláusulas como la Carta Democrática.

“Esta no es una guerra de palabras, esta es una dimensión institucional en la cual usamos los instrumentos jurídicos que tiene la OEA”, afirmó, al tiempo que considera que la crisis humanitaria hace que los tiempos para Venezuela sean diferentes. “Esto no amerita que se pierda un segundo más. Cada día que pasa es tarde para Venezuela”, agregó.

De acuerdo con Almagro, ha sido favorable la evolución de la comunidad internacional sobre la reivindicación de los derechos civiles y políticos de los venezolanos. Destacó que hoy nadie defiende al régimen que encabeza Maduro.

Apuntó que una muestra de esa evolución es la posición de Mercosur al no apoyar la presidencia pro tempore de Venezuela en el organismo, así como la última comunicación de los 15 países que, en la OEA, exigieron la defensa del Estado de Derecho en el país.

“Como secretario general, (se ha) asumido el compromiso de marcar cada una de las deficiencias que hay en el sistema político venezolano y las exigencias que corresponden”, dijo.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta