El periodista Eliécer Navarro, del diario Crítica, de la capital istmeña, informó que el ‘Gobierno panameño permitirá que hasta 415 miembros de la Fuerza Aérea de EE.UU. ocupen territorio nacional durante la primera mitad de 2018 vistiendo uniforme militar y portando armas’. El acuerdo es parte de los ejercicios llamados ‘Nuevos Horizontes’. En el pasado EE.UU. ha justificado estas maniobras bajo el supuesto que lo hacen en combinación con la Policía panameña para proteger el Canal.

En otras ocasiones usan la excusa de la vieja ‘guerra contra las drogas’. A veces mencionan los bosques húmedos tropicales como áreas para hacer prácticas ‘exóticas’. En esta ocasión todo indica que EE.UU. tiene en la mira una invasión a Venezuela. Así lo manifestó el secretario de Estado, Rex Tillerson, antes de emprender una gira por cuatro países latinoamericanos la semana pasada.

La Embajada de EE.UU. notificó al Gobierno panameño sobre el ejercicio ‘Nuevos Horizontes’ el 11 de diciembre de 2017. La nota respuesta de Panamá, aceptando la ocupación militar, fue transmitida casi un mes después, el 4 de enero de 2018. Las tropas norteamericanas entraron a Panamá el 2 de enero, dos días antes que la respuesta de la Cancillería. Aparentemente, EE.UU. iba a invadir el territorio panameño con o sin la autorización del Gobierno. Los ejercicios ‘Nuevos Horizontes’ se están realizando en las provincias de Darién, Veraguas y Coclé. Pueden extenderse a ‘cualquier otro lugar aprobado por el Gobierno de Panamá y la Embajada’, según el acuerdo.

Las tropas norteamericanas tendrán una ‘condición equivalente a la que se otorga al personal diplomática de una Embajada’. En otro punto, según el periodista Navarro, ‘el Gobierno panameño acepta asumir responsabilidad y eximir al Gobierno de EE.UU. de ‘cualquier demanda que se entable (contra) personal de EE.UU. con relación a su misión en Panamá’.’. En caso de demandas de terceros por muertes no relacionadas al combate del personal militar, EE.UU. pagará de conformidad a las leyes estadounidenses.

Hace pocos años un soldado asesinó a una joven panameña. El militar fue sacado del país por la Embajada de EE.UU. y posteriormente juzgado en ese país. Los familiares aún piden justicia sin que el Gobierno panameño asuma sus responsabilidades en este caso.

El Movimiento Alternativa Popular (MAP) condenó los ejercicios militares norteamericanos en suelo panameño. Desde el 2 enero de 2018 están desembarcando tropas en Panamá, bajo una censura estricta. Aún se desconocen las verdaderas intenciones de los ejercicios y el papel de los estamentos armados de Panamá.

Marco A. Gandásegui (Hijo)

Lea el artículo completo en

LA ESTRELLA

Comments

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta