Agentes del Grupo Especial de operaciones de la Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria interceptaron este lunes en Las Palmas de Gran Canaria, España, una embarcación venezolana que transportaba cerca de dos toneladas y media de cocaína.

Durante la operación, los agentes aprehendieron a siete tripulantes de la embarcación e incautaron un arma de fuego con dos cargadores. La detención se realizó en conjunto con la Policía de Portugal, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Nacional del Crimen (NCA).

Una vez se tuvo constancia de la bandera del barco, se solicitó a las autoridades venezolanas autorización para el traslado de la embarcación a puerto, siendo remolcado hasta Las Palmas de Gran Canaria.

La investigación se inició al tener conocimiento, el pasado mes de enero, de que una organización de origen suramericano en España estaba organizando el envío de una gran cantidad de cocaína hacia ese país.

En el curso, se detectaron coincidencias entre informaciones de varios países, por esta razón efectivos policiales comenzaron un dispositivo de colaboración internacional, con el fin de impedir que el estupefaciente llegara a los consumidores europeos.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta