El alcalde de Lechería, Gustavo Marcano, acudió a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) y se reunió con el secretario general de esta instancia, Luis Almagro, para denunciar la persecución de la que son blanco en Venezuela los alcaldes de la oposición.

Marcano entregó a Almagro el expediente de su caso y pidió apoyo al organismo para enfrentar el gobierno de Nicolás Maduro, al que catalogó como una dictadura.

El alcalde de Lechería no solo expuso su situación, sino también la del resto de los alcaldes de la Unidad destituidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de la Sala Constitucional.

La oposición ha denunciado que el chavismo “de manera arbitraria y utilizando los poderes del Estado se apodera de las gobernaciones y alcaldías que no puede ganar con votos”.

Además de Gustavo Marcano, a la lista de alcaldes sentenciados y destituidos por el TSJ se suman Enzo Scarano (San Diego, Carabobo), Daniel Ceballos (San Cristobal), ambos en marzo de 2014, y los más recientes: Alfredo Ramos, de Iribarren, estado Lara, y Carlos García, del municipio Libertador del estado Mérida.

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, permanece detenido también, pero aún sin sentencia firme.

Otros casos de destituciones, pero en este caso a través de las cámaras municipales, son los del alcalde de Maturín, Warner Jiménez, y Delson Guarate, alcalde del municipio Iragorry, estado Aragua; ambos de 2016, y el de Lumay Barreto, alcadesa de Guasdualito, destituida por el parlamento local en 2015.

ELPITAZO

Comments

Dejar una respuesta