Decenas de residentes en la localidad de Engativá protestaron este domingo por el traslado que realizará el próximo martes la Alcaldía de Bogotá de un grupo de al menos 300 inmigrantes venezolanos.

“El traslado estaba previsto para el viernes anterior pero fue aplazado debido a que la Policía, que debe acompañar el proceso, estuvo el jueves controlando varias marchas convocadas por estudiantes universitarios”, dijo Cristina Vélez, secretaria de Integración Social.

Por esta razón, el traslado al Centro Hogar El Camino, que es un campamento humanitario de paso ubicado en Engativá, se llevará a cabo el próximo martes.

Para los residentes en Engativá la llegada de los inmigrantes venezolanos, que permanecen desde hace cuatro meses en un asentamiento en inmediaciones de la terminal de transporte, “supone riesgos de salud y seguridad para la comunidad”, de acuerdo con lo que manifestaron a medios locales.

Fuente: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta