La industria petrolera venezolana pareciera tener sus “dias contados” ya que no solamente se encuentra en un momento en el cual su producción se mantiene en un pronunciado declive, también las enormes deudas originadas de compromisos adquiridos a la par que una administración que da muestras de no tener la menor idea de cómo gerenciar una empresa que resulta vital para la economiza venezolana van dando los toques finales al desastre anunciado por los expertos en el tema.

De acuerdo a fuentes petroleras, el gobierno de China exigió como garantía la asignación de más reservas de hidrocarburos durante las negociaciones del crédito de 5 millardos de dólares para incrementar la producción nacional de crudo reseñó este sábado el diario El Nacional.

“Los asiáticos ya no son flexibles con las condiciones de pago de lo que prestan a Pdvsa debido a los serios problemas de flujo de caja, lo cual ocasiona incumplimientos de los compromisos ya adquiridos con muchos acreedores”, afirmó una de las fuentes que solicitó no mencionar su nombre.

Ello explicaría la exigencia de los chinos de incluir como garantía el campo Bachaquero ubicado en el estado Zulia al occidente de Venezuela, una de las áreas de campos maduros que Pdvsa prevé reactivar dentro del plan de subir a corto plazo y en un millón de barriles diarios la producción petrolera.

José Bodas, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela, indicó que los campos de hidrocarburos en el occidente del país todavía pueden aportar volúmenes importantes de crudos convencionales (liviano y mediano) destinados a la exportación o a la dieta en las refinerías para elaborar gasolina y diesel, entre otros productos derivados. Señaló, sin embargo, que “La falta de mantenimiento y malas condiciones de la infraestructura, sobre todo en el lago de Maracaibo, han ocasionado una aguda caída de la producción en la zona a menos de 300.000 barriles diarios”.

Según muestran estudios técnicos, los yacimientos maduros del estado Zulia (en tierra y en el lago) contienen unos 13 millardos de barriles de petróleo con una capacidad de bombeo de 1,8 millones de barriles diarios durante 70 años. Este esfuerzo requiere inversiones para aplicar tecnologías de recuperación secundaria y terciaria como la inyección de gas, vapor de agua y químicos que permitan extraer el petróleo depositado en los pozos.

Añadió el directivo que gerentes de Pdvsa le confirmaron que los chinos “se han puesto difíciles” en el otorgamiento de créditos para el programa de expansión previsto por la petrolera, con la finalidad de incrementar la producción en un millón de barriles por día en lo que queda de 2018.

“China ya se lleva 400.000 barriles diarios de crudo producidos en la faja del Orinoco en pago de la deuda de 40 millardos de dólares contraída por Venezuela a través del fondo chino”, recordó el sindicalista.

Advirtió que esa salida de crudo no ayuda a la recuperación económica de Pdvsa porque la producción nacional en su conjunto no pasa de 1,3 millones de barriles por día con una descenso de 3.000 a 5.000 barriles diarios. “A esto se suma los bajos sueldos de los trabajadores petroleros sometidos, además, a un fuerte acoso laboral igual que los dirigentes de los sindicatos autónomos”, señaló Bodas.

Fuente: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta