Inés María Calero se atrevió a posar como dios la trajo al mundo para la red de la camarita y causó miles de reacciones.

La Miss Venezuela 1987 se despojó de la ropa y se lanzó en una cama blanca tapando su torso solo con unas almohadas, en la imagen se pueden apreciar las sexys pecas que la venezolana luce en su pecho.

“Siempre he creído en mi, en mis habilidades y en mi progreso. La madurez no te la da la edad sino la experiencia. He dicho”, fue el mensaje que acompañó la atrevida imagen.

EL FARANDI

Comments

Dejar una respuesta