Jared McLemore, un músico de 33 años, mostró en directo cómo se rociaba con queroseno para después, en llamas, entrar al bar donde se encontraba su expareja, quien lo había denunciado por acoso.

Jared McLemore, un músico de 33 años, se prendió fuego el sábado por la noche en Memphis, Tennessee, y lo retransmitió por Facebook Live justo antes de dirigirse corriendo en llamas a un concurrido bar donde se encontraba su expareja, a quien había amenazado con anterioridad. McLemore murió poco después en un hospital debido a las fuertes quemaduras que sufrió.

El video, que contiene imágenes explícitas, muestra cómo el músico se sienta frente a la cámara medio desnudo y comienza a rociarse con queroseno. En las imágenes se ve una persona que corre para tratar de impedir que se prenda fuego, pero en eso momento cae la garrafa con la que se está rociando e, inmediatamente, queda completamente cubierto por las llamas.

Entre los gritos de algunos testigos que se pueden escuchar en la grabación, McLemore se dirigió corriendo a Murphy’s, un conocido bar en el centro de la ciudad de Memphis, donde se encontraba Alyssa Moore, su expareja, de quien tenía una orden de alejamiento por violencia doméstica y amenazas de muerte.

Según una página abierta en Gofundme para recaudar fondos para la joven acosada, ella había ido a trabajar al bar como técnico de sonido. “Era la primera vez que volvía al trabajo desde que su extremadamente abusivo e inestable exnovio (Jared) entró en su casa la semana anterior y la amenazó con una pistola (…) casi matándola”.

En el bar, algunas personas trataron de apagar las llamas utilizando prendas de vestir, pero no lo consiguieron. Una persona que trató de parar a McLemore acabó con quemaduras de segundo grado. Se encuentra ingresado en el hospital, aunque no se teme por su vida.

“Fue la cosa más horrenda que he visto”, declaró Kim Loehler a WMCA.

“Parecía como una película, como alguien que llevara un traje especial para llama”, dijo un testigo a News 3. “Algunos pensaron que se trataba de una broma”, añadió.

La hermana de Alyssa publicó un comunicado en el que informó que la joven “está pensando en toda la gente que vio esto, tanto en persona y en Facebook Live”.

“Aquellos que estaban en el bar Murphy’s esa noche para disfrutar de la música presenciaron a Jared señalando a Alyssa en su lugar de trabajo, aterrorizándola, y aterrorizando a tantos como pudo. Alyssa sabe que muchos se han visto afectados por este evento, por muchas razones, y espera que cuando esté lista, pueda devolver el mismo amor y apoyo que ha recibido de muchos de ustedes”, continúa el documento.

La campaña abierta para ayudar a Alyssa había alcanzado este lunes casi 30,000 dólares, que serán dedicados a pagar su “terapia para superar el trauma” y poder mantenerse ahora que “necesita tiempo lejos del trabajo”.

Nuevo caso en Facebook

Este nuevo episodio vuelve a poner en la mira a Facebook y la transmisión de videos violentos en directo. No es la primera vez que alguien realiza un acto criminal y la compañía tarda en reaccionar.

Pese a que no se sabe con certeza cuánto tiempo estuvo visible la grabación, la compañía de Mark Zuckerberg emitió un comunicado mostrando las condolencias por la muerte del músico y advirtiendo que este tipo de contenidos no tienen cabida en su red social.

“Estamos profundamente entristecidos por la muerte de Jared McLemore (…) No permitimos la promoción de automutilación o suicidio en Facebook. Queremos que la gente tenga una experiencia segura en Facebook y trabajamos con organizaciones de todo el mundo para brindar asistencia a las personas en peligro”, explica el comunidado.

Entre los episodios más recientes de videos violentos estuvo el caso de una madre tailandesa que vio en directo cómo su pareja mataba a su hija ahorcándola .

La compañía, que hasta ahora se ha visto impotente ante estos casos, anunció recientemente quecontratará 3,000 personas más para luchar contra este tipo de videos.

UNIVISION

Comments

Dejar una respuesta