La polémica por la censura de imágenes con desnudos vuelve a Facebook. La usuaria italiana Laura Ghianda, que se define a sí misma como artivista y grafitera, denunció a finales de diciembre que los administradores de la red social habían censurado una publicación en su muro con la foto de la Venus de Willendorfescultura paleolítica datada entre el 25.000 y el 28.000 a.c. La talla se encuentra en la actualidad en el Museo de Historia Natural de Viena en Austria y es vista por miles de personas cada día. La noticia se ha hecho viral ahora a partir de una información de The Art Newspaper.

“Nuestra política de publicaciones no permite los desnudos pero tenemos una excepción con las estatuas. Por lo tanto, el post con la imagen de la Venus debería haber sido aprobado. Pedimos disculpas por el error y le hemos hecho saber al usuario que aprobamos su post”, ha declarado un portavoz de Facebook a EL PAÍS. Facebook insiste en que el error se limitó esta publicación puesto que la imagen fue subida después al perfil de Ghianda y, en efecto, ahí sigue.

En un post escrito el 28 de diciembre de 2018, Ghianda aseguraba: “Estimados amigos internacionales, no os vais a creer lo que me está pasando. Facebook ha censurado la imagen que inserté en uno de mis post porque usé la “pornográfica” imagen de la Venus de Willendorf. Intenté apelar la decisión cuatro veces. Una estatua de hace 25.000 años tiene el poder de inquietar al equipo de control de Facebook”, contaba. La usuaria tiene en su perfil fotos que asegura son de las conversaciones con los gestores de las cuentas. La misma usuaria la colocó de perfil un día después y todavía aparece entre sus fotos subidas a la red. Este diario ha intentado contactar con ella sin éxito.

En 2017, en plena vorágine por el auge de las noticias falsas, Mark Zuckerberg anunció que el equipo de censores (trabajadores de Facebook que en todo el mundo juzgan la pertinencia de las publicaciones de más de 2.000 millones de usuarios y borran las que no son adecuadas a su política de uso) aumentaba de 4.500 a 7.500. En cualquier caso, la red social no ha hecho público qué criterios concretos sigue.

Facebook ya cerró la cuenta del artista hiperrealista Francisco Casas en Instagram por publicar desnudos hiperrealistas realizados a bolígrafo. A principios de febrero se inició en Francia un juicio contra Facebook, acusados en esta ocasión de cerrar la cuenta de un profesor francés que había subido en su perfil una imagen de El origen del mundo, el cuadro de Gustave Courbet. En este caso, la empresa dirigida por Zuckerberg intentó evitar el proceso judicial aduciendo que una empresa con sede en California solo estaba obligada a responder ante las autoridades de EE UU.

EL PAIS

Comments

Dejar una respuesta