Para reparar el daño y evitar más consecuencias, Facebook sacó temporalmente a unos 90 millones de miembros, quienes deberán cambiar su contraseña y volver a entrar. Ese grupo abarca a todos los que usaron la opción de “Ver Como” en el año transcurrido.

Facebook aseguró que no sabe quién es el responsable de la intrusión ni en qué país está.

La infiltración es el escollo más reciente para la red social, que ha sido objeto de denuncias de que fue usada como plataforma para una campaña de desinformación de parte de Rusia y otros agentes para manipular las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Fuente: El Universal

Comments

Dejar una respuesta