Un acueducto de 42 kilómetros será, a juicio de las autoridades nacionales, la solución definitiva al crecimiento paulatino del Lago de Valencia que mantiene a cientos de familias en vilo.

El ministro para Ecosocialismo y Agua, Ramón Velásquez, inspeccionó este lunes las zonas afectadas por las inundaciones en los municipios Girardot y Francisco Linares Alcántara, en el estado Aragua, donde informó que la obra ya fue aprobada por el presidente Nicolás Maduro. Para ello se adelanta el contrato con las empresas ejecutoras de los trabajos.

“Vamos a tomar la cuota que sale por isla Culebra hacia el estado Carabobo para derramar el nivel que esta sobre la cuota 408 hacia la cuenca del río Pao, este será un canal ecológico que permitirá el tratamiento del agua y evitar que aguas con cierto grado de elementos no aptos sean transferidos a la cuenca hidrográfica, estaríamos hablando de una canal que actúa como una canal de tratamiento del agua”, explicó.

Sostuvo que la obra tiene un tiempo estimado de culminación de tres años. No obstante, estiman que las labores concluirán en un lapso de 8 a 10 meses.

Los primeros ocho kilómetros estarán conformados por un sistema sedimentador, el cual funcionará como una planta de tratamiento. Luego habrá 19 kilómetros de túneles, hasta llegar a un área de 5 kilómetros donde se ubicará una piscina para el reposo del agua, la cual ejecutará la función de reactor biológico, en donde se extraerá el exceso de contenido de fósforo y nitrógeno. Por último el canal llegará a una extensión de 5 kilómetros, donde va a funcionar un sistema que evitará que el agua se transfiera a otra cuenca y retorne al Lago.

Desde hace algunos años, el Ejecutivo Nacional ha anunciado soluciones al desbordamiento del estuario carabobeño como la construcción de diques, terraplenes, la colocación de bombas de achique y refugios temporales. Sin embargo, las comunidades afectadas exigen soluciones definitivas.

El pasado fin de semana, el ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Luis Reverol, activó el Plan Especial de Contingencia y un Comando Unificado de Emergencias y Desastres, para atender a ocho sectores del estado Aragua afectados por la crecida del Lago de Valencia.

También conocido como Plan Somos Uno comprende la atención y evacuación de familias que habitan en zonas de alto riesgo.

Atención a afectados en Carabobo

El ejecutivo regional de Carabobo diseñó un plan de contingencia para atender de manera multidisciplinaria a familias afectadas por la crecida del Lago de Valencia en el municipio Diego Ibarra, específicamente en el sector Cabrera 2 de la localidad de Mariara.

Glorybeth Vásquez, secretaria de Desarrollo Social y Participación Popular, informó que se activó un equipo para atender con urgencia las inundaciones y desbordamientos ocurrido en la citada zona. Señaló que se atendieron a 15 familias cuyos miembros fueron dotados con literas, colchones, bolsas de comida, juegos de sábanas y asistencia médica para contrarestar epidemias como dengue, zika y escabiosis, entre otras enfermedades.

La funcionaria informó que las familias damnificadas por este evento serán ubicadas de manera temporal en la sede del Frente Francisco de Miranda en Mariara, mientras la Gran Misión Vivienda Venezuela les asegura una reubicación.
EL UNIVERSAL

Comments

Dejar una respuesta