En el escrito alegan que en la actualidad tienen dificultades con el sistema y en especial con la aprobación de las huellas dactilares, por lo que piden que sea extensiva a los funcionarios del Saime y de la ciudadanía en general.

La información también se encuentra en las sedes de esa instancia adscrita al Ministerio de Interior y Justicia y sostiene que la medida tiene como finalidad de solventar la problemática y poder prestar un servicio optimó a la ciudadanía del país.

La mayoría de los menores de edad, aproximadamente a los 10 años, son las personas que expiden su documento de identidad por primera vez, ya sea por operativos realizados en las diversas instituciones educativas o porque sus padres los llevan a las oficinas del Saime para realizar las gestiones.

Este documento, primordial para realizar cualquier transacción en Venezuela, ha sido protagonista en una polémica desatada por su uso en el exterior y también por las denuncias de sectores de oposición por los rumores que existen de la intención del Gobierno en querer sustituirla por el denominado carnet de la patria.

Fuente: El Estimulo

Comments

Dejar una respuesta