El gran plan era celebrar el cumpleaños del presidente Nicolás Maduro en el Poliedro de Caracas. Estaba listo el mariachis y el conjunto de salsa. Ya se garantizaba la asistencia del homenajeado. Casa Militar realizó su rutina en caso de eventos públicos del mandatario. Todo estaba listo. Pero fallaron los invitados.

Trabajadores de Pdvsa plenarían el recinto, según las órdenes dadas desde la presidencia de Pdvsa, ente encargado de organizar la actividad, donde además de picarle una torta a Maduro, nacido en Candelaria según el Tribunal Supremo de Justicia, se lanzaría el plan para el relanzamiento de la petrolera.

Asistentes al evento confirmaron a El Pitazo que la convocatoria tendría lugar a eso de las 10 de la mañana en la ya popular locación que sirve de escenario para los convites gubernamentales. Eulogio Del Pino, ansioso, miró llegar a la ya habitual procesión de buses que en esta ocasión trasladarían a empleados de la industria petrolera de la Gran Caracas hasta el lugar del evento.

El dato es que los buses llegaron puntuales, pero sin trabajadores. “Estos autobuses vinieron desde Pdvsa Gas, Intevep, La Campiña y todas las filiales de Caracas, pero a las 11 de la mañana, una hora después de la convocatoria que nos hicieron el Poliedro seguía vacío“, informaron personas que estuvieron presentes en el lugar.

“Esto hay que revisarlo Eulogio; tanto que le has dado a los trabajadores de la industria y acá no está más del 20% de los trabajadores de Caracas”, le espetó el vicepresidente Aristóbulo Istúriz a Del Pino.

Entretanto, la ministra del Despacho de la Presidencia de la República, Carmen Meléndez, movía junto con el personal unos parales oscuros y los colocaba aquí y allá para tratar de enmendar el entuerto. “Ella mandó a tapar con fondos negros los huecos que podrían notarse en una transmisión en cámara y que así no se viera el Poliedro vacío”, contaron fuentes consultadas a El Pitazo.

El reloj marcó las 12 del mediodía del 23 de noviembre. Según algunos de los presentes, Istúriz le comentó al mandamás de la industria petrolera que “hubo supervisores que no dejaron ir a sus trabajadores. Estos son indicadores para que pele el ojo”. Del Pino montó en cólera y se dirigió a los asistentes: “Gracias a todos por venir”.

Pero el vicepresidente no dejó pasar de largo el mal rato y apuntó la artillería verbal hacia el máximo dirigente de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Wills Rangel, quien trató en vano de esconder su prominente figura, al menos detrás de algún improvisado bastidor a los que Meléndez echaba mano. “Wills, ¿dónde está la masa trabajadora, cómo no van a estar los trabajadores felices o es que acaso no se les han reivindicado sus derechos?”, increpó con furia Istúriz.

Esa era la pregunta que pasó por la mente de propios y extraños. ¿Dónde están los compatriotas revolucionarios que fueron convocados al acto de celebración de cumpleaños del Presidente obrero?

No hubo remedio. Las puertas del coso se abrieron de par en par para que el pueblo revolucionario se diera un baño de salsa, cortesía de un grupo que fue invitado para cantarle al también ausente presidente Nicolás Maduro. Pronto se retiraron los músicos, mariachis incluidos.

Ante el desconcierto de los presentes, Istúriz tomó nuevamente el micrófono. “Maduro los invita a Miraflores, el Presidente no viene, pasen por los autobuses que están afuera que los van a trasladar”, dijo, al tiempo que Casa Militar y toda la comparsa de seguridad presidencial recibía el anuncio de que el cumpleañero no haría acto de presencia ante el desplante.

“Es evidente que a Eulogio lo están saboteando. Aquí faltaron los empleados de las gerencias en las que hay fichas de Ramírez (en referencia al ex presidente de Pdvsa y exministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez) en los mandos medios o altos. Él (Ramírez) quiere volver y le está moviendo el piso a Del Pino”, lanzó uno de los allí presentes. ¿Será?

Otra fuente aseguró que Istúriz sabe lo que ocurre en Pdvsa, porque un familiar cercano al vicepresidente, que labora en la alta gerencia de la industria, le cuenta detalles de la lucha interna.

Al repasar la asistencia, la fuente detalló que faltaron trabajadores de áreas donde quedan al frente gerentes vinculados a Rafael Ramírez.

Fuente: El Pitazo

Comments

Dejar una respuesta