La presidenta del Sindicato Único de Trabajadores y Expendedores de Periódicos, Revistas, Golosinas, Similares y Conexos (Sintrapregon), Ingrid Castellanos, informó que tras 20 años de suspensión un grupo de quiosqueros del municipio Libertador comenzará a pagar Bs 6 mil de impuestos (20 unidades tributarias) por el “uso de áreas públicas”.

La medida, que debió estar vigente a partir de este mes, fue rechazada por algunos trabajadores y propietarios de estos comercios, actualmente informales, porque desde inicios de 2017 las ventas han bajado 60%.

Sin embargo, Castellanos recordó en el resto de los municipios de la ciudad los quiosqueros pagan un impuesto por el uso de espacios públicos.

“El pagar impuestos nos da derechos y garantías. Hace 10 años habíamos solicitado al entonces alcalde de Libertador, Freddy Bernal, el pago de impuestos y la implementación de otros beneficios a través de un proyecto de ordenanza. La última que nos regula data de 1982. Queremos estar a derecho y evitar que nos vean como usurpadores del espacio público”, indicó Castellanos.

Milagros Gómez, quiosquera desde hace 32 años en el Centro de Caracas, aseguró que el pago de impuestos es una medida obligatoria que no podrá pagar, pues con lo que gana apenas le alcanza para comer.

“Hace 20 días hubo una reunión en el Departamento de Economía Informal de la Alcaldía de Libertador, en el edificio Humboldt, donde les explicamos que hay quioscos en calles internas que no venden muchos productos”, destacó Gómez.

Mientras que Castellanos aclaró que “por ahora” solo cancelarán impuestos los quioscos que fueron unificados durante la gestión del entonces alcalde de Libertador Freddy Bernal.

“De los 4.500 quioscos que hay en Libertador, solo pagarán impuestos mensuales de Bs 6 mil 1.500 propietarios (por ahora). Eso fue lo que acordamos en la última reunión con el director de Economía Informal, Fermín Belo”, explicó.

El gremio está en desacuerdo con la Alcaldía en que tras cumplir 10 años trabajando con los quioscos municipales pasarían a ser los propietarios. “Eso fue un acuerdo en la gestión de Bernal y no lo están respetando”, dijo Castellanos.

Mientras que en la Alcaldía de Libertador indicaron que se está censando al gremio para ordenarlos y así evitar la toma de espacios recuperados de manera ilegal.

“Les acabamos de otorgar un permiso de trabajo por seis meses a todos los que tienen sus papeles en regla y cumplen con la ordenanza municipal. Es vender solo golosinas, revistas y periódicos. El permiso está enlazado con el pago de impuestos. Solo les falta su inscripción como contribuyente que ronda los Bs 3 mil. Luego los llamaremos para que tengan su número catastral y paguen sus tributos a tiempo”, aseguraron funcionarios de la Superintendencia Municipal de Administración Tributaria (SUMAT)

Castellanos reconoció que la medida los beneficia, pues pasarían a ser un gremio formal. “Pero necesitamos que se entienda que vivimos tiempos difíciles y ahora debemos ampliar los rubros para la venta. Mientras más cosas se ofrezcan podremos pagar los impuestos y vivir en concordancia con la ciudad”.

Roberto Linares, propietario de un quiosco en la parroquia Catedral, señaló que realmente la Alcaldía no está censando a los quiosqueros. “Solo buscan sacarnos dinero que no se ve reflejado en una mejor calidad de vida en Libertador. Ellos quieren mantener el control sobre los quioscos. Solo están dando permisos por 6 meses para garantizar que les paguen la Autorización para el Uso de Vías Públicas”, agregó.

EL UNIVERSAL

Comments

Dejar una respuesta