La emoción del beisbol venezolano, que en los últimos años ha actuado como bálsamo para un país en crisis, no surtirá su efecto tranquilizante en el Zulia al menos hasta finales del mes de octubre, pues el comisionado de Grandes Ligas nuevamente reprobó el estadio Luis Aparicio “El grande” de Maracaibo.

El presidente de las Águilas del Zulia, Luis Rodolfo Machado aseguró que desniveles en el terreno causaron el rechazo de MLB. No obstante, el equipo espera que la grama crezca en las dos primeras semanas de acción y tras ser podada se pueda solucionar el problema.

El directivo lamentó el resultado de la evaluación, alegando que el coso marabino está en condiciones aptas para el desarrollo de la temporada y afirmó incluso que durante el tiempo en el que no se realizaron las inspecciones se jugó en terrenos más descuidados sin presentar problemas.

“MLB tenía cinco años que no hacía inspecciones en los estadio y hemos jugado en ciudades donde los terrenos han estado en peores condiciones y nunca protestamos, ni nunca hubo problemas de lesiones… Pero así son las cosas, pagamos los platos rotos”, aseguró.

Si todo resulta como espera la gerencia del club, las Águilas estarían disputando su primer jugo en casa el 31 de octubre ante los Cardenales de Lara. Antes de eso solo tenía previstos jugar como home club una serie de seis encuentros repartidos entre Navegantes del Magallanes, Tigres de Aragua y Caribes de Anzoátegui.

Ahora, la novena rapaz jugará estos juegos como local en los estadios de los rivales que debía recibir, a excepción de los últimos dos que se realizarán uno en Valencia y el otro en Maracay. Las entradas que ya habían sido vendidas serán repuestas a la fanaticada en la postemporada.

Fuente: El Universal

Comments

Dejar una respuesta