Callada durante toda la campaña electoral, Monica Lewinsky –la ex becaria de la Casa Blanca que tuvo un affaire con Bill Clinton en 1995– volvió a escena ayer para sumarse a las voces que defienden a Barron Trump, el hijo de 10 años del presidente de Estados Unidos, que sufrió de “bullying” (maltrato) en las redes sociales.

“Todos los chicos deben ser protegidos del bullying y las burlas (incluido Barron Trump)”, tuiteó Lewinsky. “Seamos mejores que esto”.

La ex becaria se refería al maltrato al que ha sido sometido el pequeño Trump en las redes, particularmente al tuit de Katie Rich, guionista del programa Saturday Night Live, que fue suspendida tras sugerir durante la asunción del presidente, el pasado viernes, que el chico podría ser protagonista de una matanza. Otros se burlaban de su aspecto o de que a veces se aburría durante los discursos del padre. Otros sugirieron que era autista.

Ya Chelsea Clinton, la hija del presidente que llegó a la Casa Blanca cuando tenía 13 años, había salido en favor del pequeño: “Barron Trump merece la chance que todo chico debe tener: ser un niño”.

Dada la controversia, la Casa Blanca difundió un comunicado el martes en el que reiteraba que es “tradición que los hijos de los presidentes tengan la oportunidad de crecer fuera del foco político. La Casa Blanca espera que esa tradición continúe. Apreciamos la cooperación en este asunto”, señalaron. Barron vivirá con su madre, Melania Trump, en Nueva York, hasta que terminen las clases y vendrá los fines de semana a Washington para ver a su padre.

Lewinsky permaneció en silencio durante la contienda en la que Hillary Clinton fue protagonista, pero una vez que todo terminó salió del ostracismo. Fue por una causa que ha peleado durante varios años porque ella misma se ha sentido por décadas acosada por los medios por el escándalo que surgió luego de que trascendiera que había tenido relaciones sexuales en la oficina oval, un tema que casi lleva al impeachment al presidente por perjurio en 1998.

Lewinsky luego se convirtió en una vocera contra el acoso de los medios y de la vergüenza pública a la que alguien puede ser sometido a través de internet.

CLARÍN

Comments

Dejar una respuesta