Las aerolíneas informaron que sus boleterías para destinos nacionales se agotaron para la temporada de Semana Santa. Representantes del sector turismo afirmaron que se debió a la poca oferta de pasajes.

El presidente del buró de turismo de Margarita, Julio Arnaldes, dijo que este año hubo 60% menos vuelos especiales que en la Semana Santa de 2017. Agregó que las líneas aéreas les vendieron a los mayoristas 40% de los asientos, pero no han logrado colocar 20% en el mercado porque no hay demanda.

Pero la poca oferta de pasajes no es el único escenario desalentador de este asueto. Arnaldes aseguró que en un año la ocupación hotelera en el territorio nacional pasó de 65% a 40% por los precios elevados de los bienes y servicios. “En 2017 un paquete turístico para Margarita costaba entre 3 millones y 4 millones de bolívares por persona. Este año oscila entre 30 millones y 40 millones de bolívares”.

Sin embargo, hay discrepancias con las cifras de ocupación hotelera. El vicepresidente de la Federación Nacionalde Hoteles de Venezuela, José Alberto Núñez, afirmó que el año pasado ese porcentaje se ubicó en 37,83% en todo el territorio nacional durante la Semana Santa. Para esta temporada aspiran a un repunte de 53% en destinos turísticos como no turísticos.

Arnaldes indicó que en ocupación hotelera solo se esperan 2 días buenos para Semana Santa: viernes y sábado. Añadió que la tendencia de los venezolanos será más de temporadista que de turista. “El venezolano que consumía bienes y servicios de la cadena de negocios del sector y que pagaba noches en una habitación y comidas en restaurantes, ahora se convirtió en un temporadista que se traslada sin generar gastos. Varios irán en un carro a La Guaira y después se devolverán a sus casas. Otros  a Higuerote y luego se quedarán en la casa de un amigo”.

Las necesidades redujeron la gama de opciones de los venezolanos para vacacionar. “Una familia de clase media que viajaba ya no puede destinar ese dinero a la distracción. El venezolano que tenía el poder adquisitivo para viajar al extranjero ahora lo gasta en viajes al interior del país”, dijo Arnaldes. Añadió que la gran mayoría de personas que viajaban dentro de Venezuela ya no lo podrá hacer.

Núñez señaló que en 4 años el gasto anual del venezolano, dirigido a recreación, turismo y deporte, varió de 4,3% a menos de 2%. El promedio de ocupación vacacional hotelera cayó de 7 a 3,5 noches en 3 años, expresó.

De cada 10 venezolanos que se desplazan en el interior del país, solo 3 se quedan a pernoctar y los demás se devuelven a sus hogares. “Es un paseo vacacional. Antes los que viajaban se quedaban en carpas en las playas o utilizaban las atenciones turísticas. La gente tenía como destinos favoritos Falcón, La Gran Sabana, Apure como turismo de aventura, Mérida, Canaima y las playas”, señaló.

Sostuvo que para Semana Santa  se espera más de 70% de reserva garantizada en Margarita. “Los turistas extranjeros que vienen de Brasil, Trinidad, Argentina y Uruguay son un complemento importante de la ocupación hotelera”.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta