La señora Elizabeth Salazar, a quien se conoce por su severo caso de cáncer de mama que dejó al desnudo en una protesta a las puertas del Ministerio de Salud, este lunes acudió al hospital Domingo Luciani en compañía de su esposo, con la esperanza de que se le suministre la primera sesión de quimioterapia.

Les tocó salir de Charallave de madrugada, sorteando los problemas de transporte; desde las siete de la mañana se apostó a las afueras del centro asistencial, hasta que el personal médico le dio acceso en compañía de otros pacientes, que al igual que ella esperan por el tratamiento. “Ella está sentadita en la cola con otras personas, yo les pregunté y todos me comentaron que traían el tratamiento desde Colombia o de otros países”, contó su esposo en contacto telefónico con Caraota Digital.

El teléfono de la pareja no para de sonar y recibir muestras de solidaridad desde que dio a conocer su historia; pero el siguiente paso según dijeron, es lograr que las autoridades del Luciani se comprometan a suministrarle las sesiones de quimioterapias cada 21 días como le corresponde. “Yo entregué el documento, porque mi miedo es que le apliquen la primera sesión y luego se olviden de su caso”, dijo Luis Hugas, su esposo.

“Cuando por fin entramos, me dijeron que a Elizabeth le pondrán tratamiento pero con las sobras de los demás pacientes. Esto es para que tu veas cómo están los hospitales en el país… esto se tiene que saber, no hay tratamiento en Venezuela. Pero a mi no me importa con tal que le salven la vida y a partir de hoy tengo 21 días para recibir los donativos para el resto de las quimios”, expresó.

CARAOTA DIGITAL

Comments

Dejar una respuesta