6 personas detenidas y 10 extranjeros rescatados es el saldo del más reciente operativo adelantado por el grupo GAOT de Migración Colombia, la Sijin de Armenia de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, en la capital del departamento del Quindío.

El operativo, que se llevó a cabo en la mañana del día de hoy en diferentes sectores de la ciudad de Armenia, permitió la desarticulación de una importante red de trata de personas que se dedicaba a traer ciudadanos venezolanos desde Cúcuta al Eje Cafetero, con la falsa promesa de ponerlos a trabajar en fincas cafeteras de la zona, para luego, cuando ya se encontraban en el lugar, obligarlos a trabajar expendiendo droga en diferentes barrios de la capital del departamento del Quindío.

Fue casi un año de investigación el que le permitió al grupo GAOT de Migración Colombia dar con el paradero de estas 6 personas entre las que se encuentran Daniel Alexander Vanegas, José Aldemar Garcés Urrego, John Fredy Marín Hernández, Victor Alfonso Tabares Marín, Oscar Andrés Cano Ramírez y Jorge Andrés Bonilla, quien sería el líder de la banda.

Según las investigaciones adelantadas por Migración Colombia, la red se encargaba de buscar jóvenes venezolanos en diferentes sectores ciudad de Cúcuta, a quienes abordaban con la promesa de un trabajo en fincas cafeteras. Una labor que era adelantada por Daniel Alexander Vanegas, alias “Crespo”, quien no sólo se ganaba la confianza de sus víctimas, sino que además se encargaba de transportarlas vía terrestre desde la capital de Norte de Santander hasta la ciudad de Armenia.

Una vez en Armenia, por instrucciones de Jorge Andrés Bonilla, alias “Andrés o Colino”, los extranjeros eran confinados en una casa de la ciudad y obligados a pagar a la banda la suma de 600 mil pesos, más los gastos de traslado. Mientras lograban conseguir este dinero, los extranjeros eran sometidos a toda clase de maltratos físicos y forzados a transportar diferentes tipos de droga bajo la amenaza de asesinarlos a ellos o a sus seres queridos.

La droga, que era traída desde el Valle del Cauca, se comercializaba en los barrios Girasoles, Cañas Gordas, Pinares y Las Colinas.

Dentro de la investigación, gracias al material probatorio recogido, se logró establecer que esta organización criminal habría asesinado, presuntamente, a cinco ciudadanos colombianos, quienes, se presume, estaban contrabandeando droga de otras personas en las ollas de la organización.

Los capturados serán judicializados por los delitos de trata de personas, tráfico de estupefacientes, homicidio y concierto para delinquir. Mientras que las víctimas quedaron bajo la protección del Gobierno Nacional, quien inició un acompañamiento psicológico para la restauración de sus derechos.

“Este el primer golpe contra las redes de trata de personas que da Migración Colombia tras el acuerdo alcanzado con Perú de establecer una lucha frontal contra este tipo de organizaciones que se aprovechan de la necesidad de los venezolanos”, indicó el Director General de Migración Colombia; Christian Krüger Sarmiento.

Fuente: Te Lo Cuento 

Comments

Dejar una respuesta