A escasos días de cumplirse un mes de la instalación de la Asamblea Constituyente, la crisis en Venezuela recrudece. Las planificaciones económicas que posiblemente vislumbró Nicolás Maduro para contrarrestar la crisis, nuevamente quedan tapiadas por el descontrol del país, las quejas de los ciudadanos y una severa crisis económica que parece “no tener solución”.

“La primera acción que debe hacer la Constituyente es encarar directamente la guerra económica” había exclamado el mandatario venezolano antes de la instalación de la Constituyente. Posteriormente, y ya instalada la fraudulenta Constituyente, el mismo Maduro informó que una comisión estaba trabajando en conjunto, para anunciar leyes económicas que permitieran fijar precio máximo de los productos y que a su vez, quienes incumplan esta ley ( con el sobreprecio) tendrá sanciones.

Los efectos de las sanciones económicas de Estados Unidos a Venezuela

Pero esta no ha sido la única vez en que el gobierno ha intentado aplicar medidas para controlar los precios. Pues el mismo ex presidente fallecido Hugo Chávez, indicó que una medida de control era necesaria para atacar la especulación.

¿ De quién es la culpa? 

A juicio del economista, Jesús Casique, los controles cambiarios han impedido mantener el equilibrio en la economía, por lo que aseveró, que mantener el dominio de divisas no garantiza una recuperación. “Contrariamente, profundizará la crisis y acabará con los pocos sectores comerciales y manufactureros que existen en el país”.

Imagen relacionada

¿Y la inflación? 

Casique también indicó que la emisión de dinero inorgánico es una de las causantes de la inflación desmedida, y considera que es necesario establecer un programa de fiscalización y disciplina monetaria. “La inflación acumulada, según la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, es de 248,6% y para el cierre de 2017, el Fondo Monetario Internacional, prevé que será de 1134%” enfatizó el economista, quien al tiempo alertó que de no responder con las medidas necesarias, la economía venezolana estará sumida es una espiral inflacionaria.

Imagen relacionada

– Consecuencias –

1- Fijar precios basados en los controles cambiarios del Gobierno, eliminará escasos sectores manufactureros y productores del país.

2 – Establecer costos sin que los comerciantes puedan acceder libremente a las divisas, obligará a la compra del dólar paralelo.

3- Crece el mercado negro y claramente se devaluará más la moneda.

4- Aplicar medidas de fijación de costos sin establecer un programa de disciplina monetaria, no detendrá la inflación.

5- Se agudizará escasez de productos.

VAD

Comments

Dejar una respuesta