Caracas siempre ha sido la perla bien cuidada por el gobierno de Nicolás Maduro. En la capital venezolana no ocurren ninguno de los males que tanto afectan al resto del país: Fallas eléctricas, falta de transporte público, escasez de efectivo, medicamentos y mucho más; pero se le vieron las costuras en los últimos días, por la falta de gasolina en las estaciones de servicio del Distrito Capital.

A pesar de las negativas del gobierno, sigue la baja la producción e importación de gasolina, lo que origina que no haya suficiente para satisfacer la demanda en todo el territorio nacional. Ciudadanos utilizaron las redes sociales para denunciar la escasez de combustible en varias regiones del país que, muchas veces, los obligan a pasar largas horas en colas para intentar abastecer los tanques de sus respectivos vehículos.

Colas para comprar gasolina. FOTO; Luis Bravo/ Panorama

En una entrevista concedida el miércoles pasado a Globovisión, el secretario de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Iván Freites, advirtió que las deficientes políticas adoptadas por el Gobierno de Nicolás Maduro en esta materia, serían las culpables de la delicada disminución de la producción petrolera y, en consecuencia, de la debacle en el suministro de dicho combustible.

“No hay gasolina, está prácticamente paralizada la producción de gasolina en el país. La refinería de Amuay no tiene carga para producir combustible”, expresó Freites, al tiempo que agregó además, que 70% de la gasolina que se produce en el país es no terminada. “Hubo una orden de Maduro al ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, de enviar un millón de barriles de crudo a China. Pararon las refinerías y bajaron la carga. Es más lo que se llevan a Cuba“, afirmó.

Fuente: VAD

Comments

Dejar una respuesta